Reinventarse en tiempos de pandemia: de artista circense y tener que vender sus herramientas de trabajo a fabricante de zancos

Reinventarse en tiempos de pandemia: de artista circense y tener que vender sus herramientas de trabajo a fabricante de zancos
28 Octubre, 2020 a las 22:00 hs.

Si sos piquense, con seguridad viste alguno de sus shows. Hernán “Chok” Medina es actor, clown y malabarista. La situación de pandemia lo dejo en una difícil situación por la imposibilidad de realizar sus típicos shows, pero con la ayuda de amigos y conocidos logró reinventarse para salir adelante.

El joven piquense señaló con respecto a la situación actual que “es de público conocimiento que las actividades artísticas no se han desarrollado en este tiempo, pero estamos buscando la manera de llevar adelante porque tenemos responsabilidades y dentro de ellas pagos que realizar y el sustento diario”.

“Hubo un tiempo que estuve haciendo un par de videos junto con otros compañeros circenses para diferentes instituciones que tenían que ver justamente con el cuidado preventivo, por la pandemia y demás”, contó Hernán entre sus actividades desarrolladas este último tiempo.

En un momento determinado empezó a vender elementos de trabajo “entre ellos un par de zanco, que me había comprado hace más de 10 años en Buenos Aires” y con los que más se los recuerda en sus shows.

https://www.instagram.com/p/CGQzHRQlEJO/

En diálogo con INFOPICO RADIO 99.9, narró un hecho que cambiaría su situación. “Una tarde, un amigo me dice que me compraba los zancos y cuando fue a buscarlo, después de probárselos comienza a pagarme. Yo cuento el dinero y me doy cuenta de que había demas. Le dije que sobraba plata, pero enseguida me respondió: ‘vos seguí contando’. Era casi el doble. Su familia, amigos de su familia y otras personas a las cuales no conocían habían recaudado un dinero para mí y mi familia. Me quedé sin palabras y estuve sábado y domingo entre lágrimas agradeciendo, por ese hermoso gesto de amor”, enfatizó.

“A raíz de esa situación me di cuenta que no solo yo disfrutaba de los zancos, sino que había otras personas que sentían lo mismo que yo y comencé a fabricarlos. En la actualidad estoy vendiendo por mercado libre y ya recibí consultas de Córdoba y Entre Ríos”, señaló.

Para cerrar señaló que los que está ofreciendo en estos momentos son de 50cm, que son para los más pequeños y agradeció la respuesta y el interés de la gente. Yo tenía hace mucho tiempo, ganas de trabajar en la madera y esta reinvención más el dinero que estos amigos y estas familias me acercaron, fue parte de lo que utilice para comprar herramientas. Ahora empecé a trabajar y como todo aprendizaje con el ensayo y error, pero caminando y con mucho optimismo”.

En esta nota hablamos de: