El supuesto tiroteo en El Molino en realidad fue un asalto a mano armada

thumb image
28 Septiembre, 2016 a las 14:05 hs.

Delincuentes robaron un auto y dispararon a las víctimas. Ya recuperaron el rodado, detuvieron a sospechosos y secuestraron un arma.



De acuerdo a la información brindada por fuentes confiables a infopico.com, lo ocurrido anoche en barrio El Molino no fue un enfrentamiento entre varias personas por algún tipo de disputa personal, como trascendió en un primer momento. En realidad se trató de un grave hecho delictivo, de los que abundan en estos últimos tiempos en General Pico.

La versión dada a este medio indica que anoche, pasadas las 21 horas, un grupo de tres jóvenes llegó a calle 25 entre 2 y 102, a bordo de un automóvil Volkswagen Gol, con intenciones de realizar una transacción comercial no precisada.

En un momento dado tres delincuentes amenazaron con armas de fuego a las víctimas y les sustrajeron el rodado. Según precisó la fiscal de la causa, la doctora Verónica Campo, los ladrones “andaban en moto, pararon detrás, intercambiaron unas palabras, se subieron al auto, los encañonaron y les robaron el coche”.

Posteriormente, en la desesperación por lo ocurrido, los jóvenes intentaron perseguir a la malvivientes, pero uno de estos les disparó en varias ocasiones. Por suerte las balas no alcanzaron a ninguna persona y terminaron su trayectoria contra la caja cerealera de un camión y el portón de una casa.

Los sospechosos escaparon uno conduciendo el auto y el otro la motocicleta.

Los damnificados se dirigieron posteriormente a la Comisaría Segunda, ubicada a cinco cuadras del lugar, donde denunciaron lo ocurrido. Se inició una rápida investigación que permitió hallar en los primeros minutos de hoy el VW sustraído. El rodado, que estaba abandonado en calle 6 y 35, fue trasladado a sede policial a fin de realizar las pericias correspondientes.

Con algunos elementos que permitieron establecer sospechas sobre algunas personas en particular, esta mañana personal de la Comisaría Segunda, a cargo del comisario Ricardo Padilla, y del Grupo Especial de Policía realizó procedimientos en El Molino en busca de los responsables y de elementos de interés para la causa.    

“Hoy a la mañana se hicieron cuatro allanamientos en cuatro domicilios”, amplió la fiscal Campo, quien indicó que tras los mismos “hay algunos demorados, pero todavía no establecimos el rol de cada uno. Van a quedar demorados al menos hasta mañana”.

Si bien son varias las personas aprehendidas, se sospecha que dos de ellas tuvieron relación con el robo, además de un tercero que se encuentra prófugo. Uno de ellos tiene antecedentes condenatorios, mientras que el otro afrontó procesos judiciales pero no fue condenado aún.

También confirmó la investigadora que “hay un arma de fuego secuestrada”, de la cual habrá que establecer si es la que fue utilizada en el hecho delictivo.

 

//