MOTIVADO EN TOMI, UN NIÑO CON INSUFICIENCIA RENAL CRÓNICA

Simplificación en la donación de órganos de menores de edad: con su proyecto, Bensusán busca “evitar que decisiones tan trascendentales se vean condicionadas por el dolor del momento”

Simplificación en la donación de órganos de menores de edad: con su proyecto, Bensusán busca “evitar que decisiones tan trascendentales se vean condicionadas por el dolor del momento”
15 Abril, 2024 a las 19:00 hs.

Con la motivación que expone la familia de Tomi, un niño de 2 años que sufre insuficiencia renal crónica, a través de su iniciativa “Los órganos no van al cielo”, el senador nacional por La Pampa, Daniel Bensusán propone un proyecto de ley que permita a las familias de menores expresar su voluntad de donación de órganos al momento de realizar diferentes trámites administrativos en organismos públicos, facilitando este acto y evitando decisiones difíciles en momentos de dolor.

Este proyecto tiene una firme y celebrada base que es la Ley 27.447, que dispone que “toda persona mayor de 18 años” es donante de órganos o tejidos salvo que haya dejado constancia expresa de lo contrario. El autor y promotor de esta ley fue el pampeano Juan Carlos Marino, Senador Nacional (MC), sancionada en el año 2018, y se conoce como “Ley Justina” en homenaje a Justina Lo Cane, una niña de 12 años que falleció a la espera de un corazón.

El proyecto propuesto busca que los organismos públicos autorizados deban solicitar a los padres que, a la hora de realizar diferentes trámites administrativos para sus hijos menores de edad, tengan la posibilidad de dejar asentada la expresión de la voluntad de donar, facilitando decisiones más conscientes y respetuosas, y evitando tener que decidir en momentos de dolor.

“Este proyecto de ley representa un paso importante hacia la promoción de la donación de órganos y tejidos en nuestro país. Al permitir que las familias expresen su voluntad de donar cuando realizan diferentes trámites, como la expedición del DNI de sus hijos cuando nacen, al momento de actualizarlos o cualquier trámite en los registros civiles, RENAPER, Autoridades Sanitarias Jurisdiccionales, a través de los organismos provinciales y de los establecimientos asistenciales públicos, privados, o de la seguridad social habilitados a tal fin”.

“Buscamos facilitar este acto de generosidad y evitar que decisiones tan trascendentales se vean condicionadas por el dolor del momento. Es fundamental que sigamos avanzando en políticas que promuevan la solidaridad y el compromiso con la vida de quienes más lo necesitan”, manifestó el senador pampeano.

Según datos del INCUCAI, en Argentina hay actualmente 7.063 personas en lista de espera para recibir un órgano y 2.961 aguardando un trasplante de tejidos, entre ellos, a 173 menores de 18 años.

La Ley Nº 27.447, marcó un cambio importante en la donación de órganos y tejidos en Argentina al eliminar la necesidad de consentimiento familiar para la donación presunta. La ley establece que, para menores de 18 años, se necesita la autorización de ambos progenitores o del representante legal para la donación de órganos y tejidos. Si no están disponibles, el Ministerio Pupilar debe autorizar la ablación.

Bensusán dijo que “estuve reunido con Soledad Moyano Henderson (mamá de Tomás) para contarle del proyecto presentado, y ver de qué manera podemos ayudar a difundir en la sociedad argentina, lo necesario que resulta expresar la voluntad de donar órganos y tejidos, para salvar la vida de muchos niños y adultos de Argentina que necesitan un trasplante”.

Soledad y su experiencia ha motivado la iniciativa del senador, “que busca hacer más sencillo y menos doloroso el proceso de donación de órganos y tejidos. Para ayudar a Tomi y a todos los que necesitan un trasplante para seguir viviendo, esta propuesta fomenta la solidaridad y el compromiso con la vida de quienes más lo necesitan”, concluyó Bensusán.

En esta nota hablamos de:

Noticias Relacionadas: