border_color Por Margarita Cervio

Historias de General Pico: ¿Cuándo se creó la primera Iglesia de la ciudad?

Historias de General Pico: ¿Cuándo se creó la primera Iglesia de la ciudad?
4 Abril, 2021 a las 10:00 hs.

La Iglesia…. Un caso más que llamativo. Si pensamos que en 1912 ya tenía más de 10.000 habitantes, 2 cine bar con la estructura que les mostramos, Banco Nación, Central Telefónica, Intendente etc. etc. etc. y no tenía iglesia, es un caso especial y digno de dedicarle tiempo.

¿Cuándo se creó la primera Iglesia de General Pico?

Recién el 29 de abril de 1913, pero no era una construcción imponente como las que veníamos viendo en las fotos era así…

Estaba ubicada en la calle 18 e/ 15 y 17 N 718 y hoy van a encontrar una zapatería y el cartel de lugar histórico realizado por Rosita La Gioiosa que si se acostumbran a buscar podrán ir descubriendo solos los lugares históricos de la ciudad.

La primera Capellanía de General Pico se creó el 29 de abril de 1913 consagrada al “Sagrado Corazón de Jesús”. El trabajo no fue simple, ya en 1906 se estudiaba la posibilidad de una capilla, pero los religiosos se toparon con una recia oposición de las sectas.

Y para que tengan una noción de todo por lo que tuvieron que pasar hasta poder instalarse en Pico transcribimos un comunicado de la misión de 1911 que enviaba el Padre Palacios a Monseñor Alberti:

“La misión fue preparada con gran sacrificio por el padre Alva. Había conseguido dos grandes salones comunicados de veinte metros por diez metros cada uno, a orillas del pueblo, por no haberlo conseguido en el centro, donde debía darse la Misión, y había preparado en el hotel piezas para los misioneros.

El padre Alva tuvo que vencer no pocas dificultades, a causa de algunos forajidos liberales que se oponían a la Misión.

Al llegar el Padre Palacios con los misioneros; Padre José Urquiza y Antonio Medina, dos o tres muchachos callejeros nos gritaron ¡Cuervos! Tiraron cascotes sobre la tolda del coche en que íbamos y dispararon. Suponemos hayan sido mandados de propósito por los opositores, para que nos hicieran este saludo en la calle…

Llegados al hotel el 21 de junio , se levantó un viento terrible, que era una nube de tierra todo el pueblo. Entonces se determinó esperar la tarde, si calmaba el viento.

Sin embargo, fuimos en coche desde el hotel a al salón capilla, rezamos misa y nos volvimos enseguida al hotel. No es extraño que haya habido una o dos personas tan sólo en la misa.

A la tarde, por desgracia, enfermaron los Padres, tal vez por el traqueteo del viaje, y además no acostumbrados a los vientos pampeanos, y sin comenzar la Misión, resolvieron regresar.”

Las palabras de Palacios son tajantes: “ Aquí se necesitan operarios evangélicos sin miedo, experimentados, que se den cuenta del ambiente, que sepan actuar; animados, decididos sin temor al insulto y amenaza del cobarde sectario…”

Monseñor quiso conocer la situación sobre el terreno. Un año después realiza la visita pastoral a Pico. En su estada la masonería hizo pintar en las paredes del mismo hotel Baquedano, donde se alojaba, estas palabras: ¡Abajo el Oscurantismo! Pero en nada influyó esto en el ánimo del Prelado, al darse cuenta de que se trataba de una minoría agresiva que obstaculizaba la obra del sacerdote.

Pocos meses después, el 29 de abril de 1913, expidió el auto creando la Capellanía en la población para sacarla del estancamiento.

El 15 de mayo de 1913 la toma a su cargo el Padre José Anunciata quien forma una comisión con la finalidad de reunir fondos para la construcción de un templo, que fuera inaugurado el 5 de Diciembre de 1920 en el lugar donde lo conocemos hoy.

Es imperdible el Informe de la comisión de la construcción del templo de 1922 donde el objetivo era dar a conocer la nómina de donantes y el balance de gastos. Les resaltamos parte del texto que es ilustrativo del pensamiento de aquella época fundacional.-

El campanario y colocación del reloj se realizó en la década de los años 40, durante la gestión del Párroco Presbítero Juan Farinati y por la acción decidida de la Señora Esther Zabala de Palau.

HISTORIA DE LA PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DE LA MERCED

General Pico fue atendido espiritualmente por los Padres Franciscanos provenientes de Río Cuarto (Córdoba) a quienes correspondía jurídicamente.

Ellos eran Andrés Cifone, Juralio Alva y Antonio Palacios (1906-1912).

Las Misiones de estos franciscanos tropezaron con grandes dificultades.

En el año 1906 en una reunión vecinal el Sr. Chapeaurouge propuso la creación de un templo, pero en su mayoría querían la creación de un hospital. Allí se empieza a estudiar la posibilidad de instalar una capilla, pero tuvieron una constante oposición de las sectas.

A pesar de esto el 29 de abril de 1913 se creó la Capellanía en General Pico consagrada al sagrado corazón de Jesús.

El Padre José Anunciata toma ese cargo el 15 de mayo de 1913 y establece su capilla en un galpón de madera de la calle 18 N° 718.

El padre Anunciaba fue un hombre franco generoso amigo de todos, que convivió mucho tiempo en el pueblo realizó visitas a trebolares Dorila, Monte Nievas, Trenel, Speluzzi y Miguel Cane, ya en 1917, se había formado una comisión con la finalidad de reunir fondos para la construcción de un templo, los donantes fueron la municipalidad con 5.000 pesos, Alfredo y mercedes peña con 4.000 pesos, Ayerra hermanos con 2.000 pesos, Ignacio Ripalda, Alberto Castex, José Byrnes, Sucesión Oreyen, Angel Velaz y cia con 1000 pesos cada uno.

El presidente de la comisión fue el Sr. Pío Santos Ayerra y el tesorero fue Juan Pablo Arocena.

En el año 1917 se dio comienzo a la obra, sobre el solar central de la manzana 72 frente a la actual Plaza San Martín, en un terreno propiedad de la Curia Eclesiástica. La Comisión trabajó con dinamismo y en tres años, el templo techado fue inaugurado el 5 de diciembre de 1920 por monseñor Luis Copello bajo la advocación de Nuestra Sra. de la Merced. Cabe aclarar que el 20 de Julio de 1920 en reconocimiento de la meritoria labor realizada y de la pujanza del pueblo piquense, el Obispo de La Plata Monseñor Nepomuceno Terreno, elevó la Capellanía Vicaría a Parroquia.

En la presentación del balance en 1922, Anunziata, que se había reservado la secretaría de la Comisión, escribe “el templo ha sido en todos los países del mundo, desde las épocas más antiguas, símbolo imprescindible de cultura y civilización, por eso la Comisión, ha querido que Pico figure cuanto antes, entre las ciudades más cultas y progresistas…”

A los preclaros Anunziata y Loiácono, ambos del clero diocesano, sucedieron en 1928 los Hijos de San Juan Bopsco, al frente de la Parroquia.

Los primer párroco salesiano fue Herminio Cher, la torre de la iglesia fue construida por el padre Juan Farinati el padre José Ochoa amplio el templo parroquial con el bautisterio, la refacción de la casa parroquial y la construcción del salón Don Bosco para las actividades sociales, el taller santa teresita, acción católica, coro polifónico, cine parroquial, inauguración de la capilla de Speluzzi y Vertiz, el batallón festivo del batallón 43 de los exploradores de Don Bosco, banda de música, atiende las escuelas, la guarnición militar, la cárcel y el hospital, la secundan en su acción los padres Carlos Riedrich y Celso Bala, la creación del hogar de ancianos se debe al padre Ochoa, es reemplazado por el padre Lario quien inaugura las capillas de La Puma y Dorila, la gruta de Lourdes , el monumento de María Auxiliadora.

Con el padre ortega surge le instituto católico de cultura integral. El padre Livellara logra terminar las obras de ampliación del templo y levanta las capillas de trebolares y el taller capilla del barrio pacifico, también se habilita el taller Don Bosco junto a la capilla santa teresita

Construcción de la Parroquia

El Arquitecto Sr. Vidal Carrega, cuyos honorarios eran de 1.000 pesos por derecho de planos y proyectos recibió solo 300 pesos, y los 700 restantes los donó al templo.

Los gastos de la construcción del templo fueron de $ 45.727.047. Ángel Velaz y Cía, donaron la puerta del templo (la que tiene actualmente). Las estampillas que se distribuyó el 5 de diciembre de 1920, día de la inauguración tenía la siguiente inscripción: Recuerdo de la bendición de la Iglesia de General Pico consagrada a Nuestra Señora de la Merced por el ilmo y rumo auxiliar de La Plata Dr. Don Santiago Luis Copello el 5 de diciembre de 1920, siendo padrinos Don Pío Santos Ayerra, Doña Ines Arana de Orcoyen.
Fueron 95 donantes, La municipalidad donó $ 5.000.

El Arquitecto decorador Salvio Spinatto desarrollo un tema central en el ábside y en el crucero, María en el evangelio, en la capilla penitenciaria a desarrollado dos escenas pertenecientes a la misericordia del Señor en el perdón de la adultera y en la resurrección de Lázaro, su señora Piera de Spinatto, a pintado dos bellísimos trípticos, para la capilla del sagrado corazón de María Auxiliadora.

Mas tarde desapareció la vetusta persa que contorneaba la entrada de la calle 18, llego el turno del mosaico interior que sustituyo al primitivo ladrillo, al revoque de la fachada, y el bautisterio. Dos incendios imprevistos deterioraron el techado y la pintura interior además de destruir el altar mayor, por los cual se hizo necesario pensar en una refacción general y en la ampliación del templo debido a un incremento de feligreses.

La arquitecta Negri de la Capital Federal tomó a su cargo la proyección de los planos en 1946 y se iniciaron los trabajos con entusiasmo … pero debieron suspenderse a la altura de los ventanales hasta alrededor de 20 años más tarde que la empresa José Andreani e hijos que antes habían construido la torre y obras anexas, finalizó la obra el 20 de julio 1969, bajo la dirección técnica del Arquitecto Luz R. Tierno de Santa Rosa.

La bendición e inauguración fue realizada con verdadero júbilo y participación de la población por el obispo diocesano de La Pampa, monseñor Jorge Mayer, secundado por el Superior Salesiano Pbro. Emilio Hernando y el Pbro. Felipe Salvetti (antiguo párroco de General Pico).

El templo actual, de estilo románico modernizado, sorprende por la belleza y armonía de sus arcadas, agrada por la luminosidad de sus naves, convida a la oración comunitaria con la esbeltez de su Altar Central, en mármol travertino, la artística decoración Mariana, en el Ábside, en el mosaico del Tabernáculo y en las Capillas Laterales, debida al magistral pincel del Arquitecto decorador Salvio Spinatto, secundado por su señora esposa Piera.

Bibliografía: Bibliografía archivo parroquial historia de las misiones salesianas de La Pampa tomo II.

En esta nota hablamos de:

Noticias Relacionadas: