Ziliotto: la gestión como política y el Estado potencia

Ziliotto: la gestión como política y el Estado potencia
2 Marzo, 2021 a las 12:20 hs.

Norberto Asquini

Más noticias del autor

(Por Norberto Asquini) El discurso del gobernador en la apertura del año legislativo tiene el objetivo no solo de hacer un balance sobre lo pasado, sino de marcar líneas de lo que se quiere hacer.

El del gobernador Sergio Ziliotto el lunes en Diputados, de más de una hora de lectura, más allá del racconto de obras y hechos, tuvo varias intenciones políticas para marcar un rumbo.

Por un lado, fue la ratificación de la gestión sanitaria y política de la pandemia. Pasó 2020 y un Covid-19 que demolió todo lo dado. El 2021 es un año electoral y eso también le da el tono al mensaje gubernamental.

La pandemia trajo una nueva normalidad que se va construyendo de a poco. Y de esa gestión de la crisis quedó más que firme el rol del Estado, que se potenció en la provincia. Ziliotto destacó la fortaleza de La Pampa que no tuvo que endeudarse gracias a la herencia recibida por su antecesor, que asumió nuevos gastos e inversiones para las necesidades sanitarias y las urgencias económicas, y que sostuvo el nivel y calidad de servicios. Cuando se habla de servicios solo se debe observar la tarea diaria e intensa del personal de salud y seguridad que estuvo un año en la trinchera.

Ziliotto ratificó un rumbo que ya venía marcado y que ahora se quiere profundizar. Por un lado el papel del Estado: “seguiremos interviniendo en la economía provincial”, dijo. El Estado peronista asumiendo riesgos o ante un mercado que aprieta. El Estado hacedor porque puede y debe. Hubo optimismo en el discurso. A pesar del derrumbe que generó la pandemia y la crisis económica al país, hay un camino marcado en la provincia: obras en marcha como el hospital y las viviendas (que sumarán casi 2.000), productivos como la bodega en Casa de Piedra, económicos como la búsqueda de mercados en el exterior, educativos, energéticos, el rol de Empatel, Pampetrol y el BLP.

No hubo grandes anuncios novedosos el lunes, pero sí quedó la contundencia de lo que se hizo mientras se frenaba lo más duro de la pandemia, proyectos puestos en marcha en una situación no deseada para un gobierno. “En cada localidad pampeana hay una obra”, dijo. Hay en varias líneas una continuidad con su antecesor, Carlos Verna, pero también hay una profundización del camino que le es propio y que está en relación con lo generacional. El hablar de desarrollo sostenido, modernización, conectividad y nuevas tecnologías, de la soberanía energética. Palabras que marcan una época: transparencia, derechos o innovación son algunas. Difícilmente se hubiera pronunciado en otras épocas y otros dirigentes. Continuidad y profundización: desde el trabajo en conjunto con la Universidad hasta las políticas para las cooperativas marcadas por ese doble sentido.

Ziliotto es un dirigente nacido del riñón de Verna, y el estilo de discurso parece el mismo: hechos y más hechos. Sobriedad, tal vez un poco más parco. No pareció durante la lectura del discurso que hubiera grandes definiciones políticas. Pero para Ziliotto la gestión es la política. Las líneas están ahí: el acompañamiento al gobierno nacional y a la recuperación y reconstrucción del país, la búsqueda de consensos y la apertura. Lo que queda en claro que Ziliotto tiene un proyecto que se instituyó en plena pandemia y se quiere consolidar desde el gobierno.

En esta nota hablamos de:

Noticias Relacionadas: