Son los menos, el 0,5% de la población pampeana fue detenida por no cumplir el aislamiento obligatorio

Son los menos, el 0,5% de la población pampeana fue detenida por no cumplir el aislamiento obligatorio
28 Marzo, 2020 a las 12:54 hs.

La pandemia del coronavirus puso a la sociedad pampeana frente a una circunstancia desconocida, como es quedarse obligatoriamente dentro de sus casas; paradójicamente en una provincia donde lo que sobra es espacio y aire libre.

Ante esta circunstancia excepcional muchos pueden tentarse e incumplir con la exigencia dispuesta por Poder Ejecutivo Nacional. Esa conducta, en ciertos casos, puede llegar incluso a ser atendible; pero la persona que viole la cuarentena debe saber que la policía la detendrá y la Justicia provincial podrá iniciarle una causa penal.

Hasta ahora solo el 0,5 por ciento de la población fue detenida por haber quebrantar el aislamiento social, preventivo y obligatorio ordenado a través del decreto de necesidad y urgencia 297/20 para frenar el avance del coronavirus.

El porcentaje es ínfimo, porque equivale a 1753 personas sobre un total que ronda las 350.000, y muestra una gran responsabilidad social de la inmensa mayoría de la sociedad; pero así y todo se requiere un esfuerzo mayor para que esa minoría termine de tomar conciencia de la importancia de quedarse en sus hogares.

El riesgo de salir de una casa no es sólo individual, sino fundamentalmente colectivo; porque si una persona se infecta, lo más probable es que luego contagie a su propia familia. Por eso el llamado desde el Poder Judicial, y desde amplios sectores, de “quedate en tu casa” no es una frase más, sino un claro mensaje de que el aislamiento es la medida que más resultados puede dar en esta etapa de la pandemia.

Detenido, en este contexto, es técnicamente aquella persona que la policía aprehende en la vía pública y luego informa la novedad al fiscal o fiscala. Posteriormente, la persona es ingresada a la fiscalía, y finalmente el fiscal o la fiscala le comunica su detención al juez de control.

Desde el sábado 21 y hasta anoche, la policía –que trabaja en forma conjunta con el Ministerio Público Fiscal– demoró a 2231 personas. De ellas, a 478 las notificó en libertad –es decir, que fueron trasladas a comisarías para informales de ello, sin intervención de las fiscalías– y las otras 1753 (equivalente al 78 por ciento del total) fueron detenidas por violar la cuarentena.

El pico de las detenciones se produjo el primer día, con 319; poco más que las 309 del miércoles pasado, la jornada posterior al feriado largo. Por el contrario, los días con menos aprehensiones fueron los feriados del lunes y martes con 173 y 177, respectivamente.

Ayer se registraron 105 detenciones y 7 notificaciones en libertad en el área de la Unidad Regional I de la Policía, con asiento en Santa Rosa, 95 y 13 en la Unidad Regional II, con sede en General Pico, 27 y ninguna en la Unidad Regional III, con cabecera en General Acha y 9 y 2 respectivamente, en la Unidad Regional IV, situada en 25 de Mayo.

Los números, en definitiva, muestran la foto de un momento, y como se dijo, no son significativos comparativamente con la población. Pero a sabiendas que aún no llegó el momento de contagio más fuerte, que un porcentaje mínimo de personas continúe circulando por la vía pública –sin ningún justificativo– es un riesgo innecesario que debería evitarse.

En esta nota hablamos de: