Mujer condenada por robar y maniatar a una anciana

thumb image
22 Noviembre, 2016 a las 13:06 hs.

El hecho ocurrió en Quemú Quemú. La ladrona recibió una pena en suspenso y deberá devolver el dinero sustraído.



El pasado viernes el juez de control Heber Pregno (H) condenó a Patricia Ortiz por el robo del que fue víctima una mujer de 81 años de Quemú. La resolución del caso llegó luego de que el magistrado aceptara una acuerdo de partes presentado por el defensor particular Santiago Vázquez y Damián Campos.

En la presentación “la encartada reconoce la existencia de los mismos como así también su autoría”, señaló en su fallo el juez. Además la abuela asaltada “manifestó que está de acuerdo con la salida procesal acordada y que pretende la remuneración económica acordada, ya que es esa la suma que le robaron”.

Por lo dicho el magistrado resolvió “condenar a Patricia Rosana Ortiz, de 52 años de edad, (…), por considerarla autora material y penalmente responsable de los delitos de robo simple y privación ilegítima de la libertad agravada por el uso de violencia, en concurso real” (…) a la pena de tres (3) años de prisión en suspenso”.

Además, le impuso durante dos años la obligación de “1) Fijar domicilio y no ausentarse o modificar el mismo sin previa autorización del Juez de Ejecución Penal; 2) Prohibición de tener comunicación, contacto por cualquier medio y acercamiento con la Sra. MF. 3) Prohibición de acercamiento a menos de 100 metros del domicilio de sito en calle Mansilla Nro. XXX de Quemú Quemú (LP); 3) Ordenar la indemnización material del daño causado a la víctima MF, en la suma de pesos tres mil quinientos ($ 3500) pagaderos dentro de los primeros diez días del mes de diciembre del corriente”.

El hecho que Ortiz admitió que cometió y por el que fue condenada ocurrió el 25 de agosto de este año, aproximadamente a las 8:30 horas. Según lo acordado “ingreso a la vivienda situada en calle XXX de la localidad de Quemú Quemú, propiedad de la Sra. MF (de 81 años de edad), ya dentro del domicilio mencionado arremetió contra la misma, le exigió dinero y por la fuerza la trasladó hasta el dormitorio, la acostó boca arriba y ató de manos y pies utilizando un pantalón rayado y un pullover negro (prendas de la víctima) y le manifestó ‘no grités’ para alzarse con la suma de $ 3500 (tres mil quinientos pesos), dicho monto se encontraba sobre la mesa de la cocina-comedor”.

“Con el dinero se retiró del domicilio dejando a la víctima reducida e impedida de su libertad personal –continuó-. A la media hora de cometido el hecho, MF, logró desatarse por sus propios medios, e intimidada por la situación cerró la puerta de la calle quedando dentro de su domicilio hasta que la Sra. Gse hizo presente dando cuenta de lo sucedido a la policía. Del examen médico surge que la víctima presentaba enrojecimiento en ambas muñecas”.

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.