Por Norberto Asquini

Se terminó la paciencia: los planes de Ziliotto y los gobernadores del CFI

Se terminó la paciencia: los planes de Ziliotto y los gobernadores del CFI
24 Mayo, 2022 a las 09:36 hs.

Norberto Asquini

Más noticias del autor

Los gobernadores peronistas que se reúnen desde hace unas semanas en la sede del Consejo Federal de Inversiones (CFI) empezaron a hacer planes juntos con una agenda que intente sortear la crisis institucional y económica actual y que los afecta directamente.

El gobernador Sergio Ziliotto volvió este lunes a participar de un nuevo encuentro con sus pares. Los cónclaves ya son frecuentes y con objetivos precisos y urgentes. Debaten lo que llaman los medios una “propuesta de gobernabilidad”. Uno de los puntos es defender los fondos que necesita las provincias frente al decreto que sacará el presidente Alberto Fernández por el Presupuesto 2023. Temen que el ajuste del ministro de Economía tras el acuerdo con el FMI afecte los dineros que tienen que recibir y que podrían paralizar obras prometidas. El DNU ya tendría que estar listo, pero parece no llegar.

Pero las reuniones de los gobernadores peronista tienen otra necesidad de fondo. Se viene 2023 y los mandatarios comenzaron a buscar una salida propia a la puja política entre el presidente Alberto Fernández y la vice Cristina Fernández. La paciencia se terminó porque los tiempos se han agotado y las soluciones no están a la vista. La gestión del presidente no logra sortear los obstáculos y las posturas de CFK y los suyos impiden cualquier entendimiento. Los gobernadores arman una propuesta superadora a esa disputa que no parece tener solución y que los arrastra a ellos también. Plantean una agenda federal propia. Y hasta presentar un candidato a presidente nacido de los mismos gobernadores.

El peronismo federal, el de los gobernadores, intentará preservarse de esa crisis interna para sostener su gobernabilidad. El gobierno nacional seguirá siendo peronista y hay una necesidad de mantener las buenas relaciones en lo institucional, pero desde lo político los mandatarios tratan de despegarse de esa puja que ocurre en Buenos Aires y que los tiene de espectadores. Esto se nota puertas adentro de cada provincia. En eso están de acuerdo en La Pampa tanto el gobernador Ziliotto como el ex mandatario Carlos Verna, líder de la mayoritaria Línea Plural. Quien meta la cabeza en esa puja, sufrirá las esquirlas de un conflicto que es ajeno a los intereses locales. En este contexto, el senador Daniel Bensusán se sumó a la “Peña de los senadores” en la que las y los legisladores de las provincias impulsan una agenda distanciada de la que plantea la vicepresidenta y el kirchnerismo. En la provincia La Cámpora trata de no hablar de los choques entre el presidente y la vice y hace tiempo no mencionan públicamente a sus referentes. Hasta la foto de un intendente pampeano con algún funcionario nacional cuestionado es observada como un error por la dirigencia local.

Las reuniones de gobernadores en el CFI se han dado en momentos en que los mandatarios del peronismo necesitan aglutinarse y mostrar músculo político ante el gobierno nacional. Sobre todo en momentos de crisis económica e institucional. Se recuerda las reuniones que mantenían en 2001 frente al gobierno de Fernando de la Rúa y también las que tenían ante las avanzadas del presidente Mauricio Macri que los ahogaba con los fondos.

Ahora la situación es distinta. Es un gobierno propio, al que apoyan pero no quieren que las malas decisiones los termine arrastrando a ellos. ¿Encontrarán los gobernadores la salida a esta crisis? ¿Se los tendrá en cuenta? ¿Lograrán revertir la caótica situación actual de permanente tensión interna? Por lo pronto, los mandatarios buscan una agenda común pensando más allá de 2023 y en plantar un peronismo federal como solución a un gobierno empantanado en una puja que dejará más pérdidas que ganancias.

En esta nota hablamos de: