Mendoza: “Me dijo que estaba embarazada y la maté”, la confesión del femicida de Lucía Fernández y la mancha de sangre que podría definir su condena

Mendoza: “Me dijo que estaba embarazada y la maté”, la confesión del femicida de Lucía Fernández y la mancha de sangre que podría definir su condena
26 Agosto, 2021 a las 09:05 hs.

Unas 500 personas marcharon ayer en Mendoza para pedir justicia por la adolescente de 15 años brutalmente asesinada.

Un testigo fue la clave que facilitó este miércoles el primer avance importante en la causa que investiga el femicidio de Lucía Fernández en Mendoza. Se trata del joven que declaró haber visto a la víctima junto a un chico al que conocía horas antes de que se encontrara el cuerpo de la adolescente.

Fue gracias a este testimonio que los investigadores llegaron ayer hasta el domicilio del sospechoso y el ahora único detenido por el crimen, un compañero de la escuela de Lucía que se terminó quebrando ante los policías y confesó que la había atacado después de que ella le dijera que estaba embarazada.

La confesión derivó en un allanamiento en la casa donde se secuestró un par de zapatillas con rastros de sangre y un cuchillo tipo tramontina con mango azul. Ambas evidencias podrían terminar de cerrar el círculo alrededor del asesino confeso y esclarecer el femicidio que en las últimas horas sacudió a los mendocinos.

Fuerte repercusión y reclamo de Justicia tras el femicidio de la nena. (Foto: Twitter).

Según indicó una fuente judicial al diario El Sol, la causa pasó a manos del fiscal Penal de Menores Gustavo Farmache. El presunto autor del femicidio es inimputable y debido a esto el Ministerio Público iba a definir su futuro.

Lucía sufrió más de una decena de puntazos en diferentes partes del cuerpo, principalmente en el cuello y en el abdomen. Así lo determinó el informe de los forenses y ese detalle no pasó inadvertido para los investigadores ya que, en base a la declaración del acusado, un supuesto embarazo habría desencadenado el trágico desenlace.

Cientos de personas marcharon para pedir justicia por Lucía. (Foto: gentileza Diario Uno).

Por otra parte, los peritos de la Policía Científica que trabajaron en la escena detectaron que había signos de arrastre. Es decir, que el cuerpo de Lucía fue desplazado con fin de ocultamiento después del ataque y mientras se encontraba con vida.

De acuerdo a la causa, Lucía salió el martes al mediodía de su casa en la localidad de Fray Luis Beltrán para ir a encontrarse con el chico que terminó asesinándola. A sus padres, les dijo que iba al colegio pero en realidad ese día su burbuja no tenía clases.

El cuerpo de la adolescente fue encontrado en una casa abandonada en Maipú. (Foto: gentileza El Sol).

Los dos adolescentes fueron juntos hasta una casa de la calle Pueyrredón 4444, hacia el sur del cruce con Ruta 60, y en ese lugar se transformó en la escena del crimen. Siempre según la confesión del detenido, Lucía le había dicho antes de verse que esperaba un hijo suyo y él fue a encontrarse con ella armado con un cuchillo. La víctima trató de defenderse pero no pudo evitar un crimen que el adolescente ya tenía planeado.

El puntazo mortal, informó el Cuerpo Médico Forense, fue el que recibió en el abdomen, debido a que alcanzó una arteria. Recién minutos después de las 20, un vecino de la finca abandonada, fue quien encontró el cuerpo de la joven asesinada.

Fuente: tn.com.ar

En esta nota hablamos de:

Noticias Relacionadas: