Por Norberto G. Asquini

Vuelve el debate UCR-PRO: ¿juntos o separados?

Vuelve el debate UCR-PRO: ¿juntos o separados?
8 Junio, 2021 a las 12:30 hs.

Norberto Asquini

Más noticias del autor

Resumen: La UCR discute una nueva alianza con el PRO, aunque ya se sabe el final de la historia. Opiniones divididas que dependen desde donde se mire la relación con los socios políticos. En estas elecciones se juegan liderazgos en la oposición. La renovación pendiente en el radicalismo. Halcones y palomas en el PRO.

Vuelven por estos días a plantearse en la oposición pampeana (UCR + PRO y aliados) los mismos debates que desde 2015 arrastran al Cambiemos-Juntos por el Cambio provincial. Como en un eterno retorno, nuevamente se juntan (previas discusiones) para las elecciones aquellas fuerzas que mientras tanto hacen su camino político por separado. Un frente electoral más por necesidad que por convicción.

Depende del lado con que se lo mire

Por estos días, las frustradas asambleas de la UCR en medio de la pandemia no significaron que no hubiera discusiones en su dirigencia, la que sí se da en los medios. Es que los tiempos apremian: a mediados de julio se tiene que definir si hay o no frente opositor al PJ en La Pampa para las elecciones legislativas de este año.

Estos dilemas opositores no son novedad. No les ayuda estar fuera del poder, que en el caso del PJ termina empujando a la unidad en la diversidad y a pensar más en 2023 que en estas elecciones. En la UCR y el PRO se deben definir todavía liderazgos y conducciones, que marcarán el escenario para dentro de dos años. No es diferente a lo que está ocurriendo también a nivel nacional al interior de ambas fuerzas políticas, y en todos los puntos geográficos, aunque el epicentro sea CABA y Provincia de Buenos Aires.

Como dijimos, el principal debate en La Pampa en la UCR es alianza sí o no. Están divididas las opiniones y la pandemia y la desconexión entre dirigentes, no ayuda. En todos los sectores están presentes las dos posturas, en algunos más y en otros menos. La vocación frentista de la UCR igualmente es la tendencia desde 1999 en la provincia. Aunque con el PRO no le haya ido tan bien. Depende estar de un lado o del otro, la ubicación geográfica. En algunas localidades los frentes han funcionado muy bien (General Acha, Victorica, Quemú Quemú) y en otros se dieron situaciones de desencuentro, hasta de maneras furibundas. Donde gobierna el radicalismo a solas, se prefiere la Lista 3 (Guatraché, Parera).

Los otros debates internos

Otro debate en paralelo es qué nivel de oposición se tiene frente al PJ gobernante. Quienes tienen responsabilidad de gestión (intendentes e intendentas) están pensando en gobernar (y mantener una buena relación con Provincia) y tienen puesta la cabeza en 2023 más que en estas legislativas. El caso de la instalación de la planta de biomasa en Anguil es una muestra: proyecto impulsado por intendente radical en conjunto con el gobierno provincial, y discutida la idea por dirigentes de su partido y del PRO. El documento firmado por intendentes e intendentas en respaldo a la gestión de Sergio Ziliotto durante la pandemia es otra muestra.

La salida de Juan Carlos Marino del Senado después de 18 años abrió la puerta a la renovación y la posibilidad de reconfigurar el radicalismo. Era otro debate que se daba, pero costaba procesar en la UCR. Los posibles candidatos a senador para este año, como el caso de Hipólito Altolaguirre, dan cuenta de una nueva generación de dirigentes que asoma. También está la posible postulación de Daniel Kroneberger, para marcar que en paralelo hay también continuidades y permanencias y que no todo es novedad.

En la renovación el avance de las mujeres radicales también va a reconfigurar a la UCR por dentro. En parte movilizado este reclamo por la ley de paridad en las listas legislativas, que dispara un horizonte de posibilidades nuevo; pero sobre por la perspectiva de género y la presencia cada vez más activa de las mujeres en todos los niveles, que reclaman participación y discusión de los espacios de poder.

Las dos alas del PRO

En el PRO la discusión sobre una alianza con la UCR está casi saldada. Los debates son internos. El paso al costado de su principal referente hasta 2019, Carlos Mac Allister, disparó también el debate sobre las conducciones. Hoy un enfrentamiento entre “palomas” y “halcones”, tomando la metáfora con la que los medios dividen a las alas del PRO nacional. Una es más moderada y la otra tiene posiciones extremas. Casi un duelo de perfiles entre un Rodríguez Larreta y una Patricia Bullrich en plena pampa. Posiciones insalvables, que la intervención de un enviado del PRO nacional no pudo ni acercar. De hecho, se fue decepcionado. Unos tienen puesta la cabeza en 2021 para mantener la banca en Diputados, los otros pensando en mejorar su espacio interno para alcanzar cargos en 2023.

Hay un nuevo debate, y que no es tan nuevo sino más bien recurrente, dando vueltas en la oposición al PJ en la provincia, que siempre se salda con un frente electoral que luego caduca la tarde de las elecciones. El eterno retorno del Juntos por el Cambio en La Pampa.

En esta nota hablamos de:

Noticias Relacionadas: