Guardavidas pampeanos hablaron de su experiencia en Pehuén Có: “Es imponente conocer el mar y tener que trabajar acá”

Guardavidas pampeanos hablaron de su experiencia en Pehuén Có: “Es imponente conocer el mar y tener que trabajar acá”
29 Marzo, 2021 a las 08:00 hs.

El profesor Alejandro Costabel informó que se comenzó con la escuela de guardavidas en agosto pasado “dando la materia Técnicas y Estrategias de Salvamento con un trabajo que se realizó en las piletas hasta fines de febrero y a modo de continuidad estamos con los instructores de AMGAA culminando la formación y aplicando todas las técnicas aprendidas en el mar que es muy diferente al río, a las lagunas o los distintos tipos de piletas. Al mar hay que respetarlo, amigarse con él, adaptarse e ir aplicando las técnicas aprendidas. Es una gran experiencia para los chicos y chicas porque se toma conciencia de la responsabilidad que tiene un guardavidas”.

Afirmó que “estamos orgullosos de tener nuestra planta de campamento que cada día está más linda, quienes somos profesores de colonias en La Pampa la hemos visitado varios años con los chicos de campamento y es muy grato volver con un grupo un poco más grande. Es un orgullo y un placer tener estas oportunidades que nos da nuestra Provincia para capacitarse. Es un placer encontrarse con Vicente Labegorra (a cargo del mantenimiento del campamento) y trabajar todos estos días acá”.

Añadió que “quiero felicitar a todos los aspirantes que estuvieron estos días en Pehuen-Có, el desempeño ha sido magistral, excelente actitud, responsabilidad y compromiso de cada uno de ellos y ellas. Queremos felicitar a todas las personas de la Subsecretaría de Deportes, a Ceferino Almudevar que es el motor de todo, a los profesores Alejandro y Fernando, es un placer estar en esta escuela”.

El joven Nicolás Cocchi, del norte pampeano consideró que “es imponente conocer el mar y tener que trabajar acá porque una cosa es venir a veranear y otras a trabajar dentro del mar, ha sido una experiencia inolvidable para todos. En mi caso particular tengo experiencia en piletas, en colonias de vacaciones y no tanto en aguas abiertas y menos en el mar. La atención por parte de Vicente Labegorra y su equipo en el campamento es excelente, la comida y el alojamiento son espectaculares, estamos súper agradecidos”.

Llegado desde el extremo oeste pampeano, Mauricio Alvárez consideró que “capacitarme en el mar es una experiencia extraordinaria, vivir esto es algo único y nos sentimos muy respaldados por la provincia porque la organización es perfecta con un nivel de profesores muy alto que nos ha permitido tener nuestras herramientas para esta experiencia de guardavidas”.

Apuntó que “para mí que soy del oeste provincial es un orgullo poder estar capacitándome, es un enorme sacrificio de mi parte también porque tengo que recorrer casi 700 kilómetros para ir a las clases y estando acá siento todo el respaldo de mi provincia y de toda la organización para que ese esfuerzo valga la pena y pueda cumplir este objetivo”.

Reconoció que “la organización del campamento es muy buena, el nivel de alimentación muy bueno, todo a la altura de las circunstancias y eso a nosotros nos da las garantías para poder desarrollar esta actividad”.

Rodrigo Ibañez, de la capital provincial aclaró que “si bien yo tengo experiencia porque soy profesor de Educación Física y de Natación y con un grupo de nadadores master hemos nadado en aguas abiertas esto es distinto, nosotros siempre estamos en competencia y ahora se trabaja en equipo, el trabajo en equipo es fundamental y uno tiene que cambiar ese chip que lleva incorporado para comenzar a pensar en el común del grupo”.

Admitió que “nos hemos encontrado con una hospitalidad bárbara, las condiciones del campamento son ideales para albergar a 29 estudiantes donde todos nos sentimos muy cómodos”.

La joven de Miguel Riglos aseguró que “la experiencia en el mar es hermosa, no nos acompañaron mucho los días, tuvimos jornadas con sudestadas y unas olas enormes que nos sirvió para tener confianza en nosotros mismos y conocer lo que es el mar, porque uno no se da una idea hasta que no está adentro y ante tanto poder sentís que sos insignificante. Es muy diferente a otros lugares, por lo general quienes se sienten cómodos en piletas acá les cuesta un poco más y a los que no nos sentíamos cómodos en la pileta, en el mar nos manejamos mucho mejor”.

Remarcó que “el lugar es espectacular, estamos en el albergue que es de la provincia de La Pampa, lugar que muchos tienen que conocer, el encargado es Vicente (Labegorra) que siempre está atento a todo, las comidas son riquísimas, nos organiza los horarios y el lugar es increíble. Quiero agradecer la oportunidad que nos han dado, todas las noches tenemos charlas y con los profesores he hablado mucho agradeciéndoles toda la motivación que nos dan. Quiero destacar el enorme esfuerzo que hay detrás de esto, algo que por ahí la gente no lo ve, pero son muchísimas personas trabajando en este proyecto, todos nosotros muy agradecidos”, puntualizó.

Emocionada, Victoria Díaz de la Sota apuntó a que “capacitarse en el mar te deja muchísimas emociones, además de lo aprendido lo que más me llevo de estas actividades es el compañerismo que hay que tener, porque cuando entrás al mar necesitás de tus compañeros, necesitás de su apoyo, ellos necesitan de vos y en el caso de nuestro grupo es impresionante el apoyo, la contención y el aliento que te dan, no solo los chicos y chicas sino también los profesores, el equipo de Salud y de la organización”.

Manifestó que “el campamento de la provincia donde estamos alojados es súper cómodo, algo que a mí me importa mucho por ejemplo es llegar y poder bañarme con agua calentita, llegamos con mucho frio después de salir del agua y está todo ambientado, tenemos habitaciones separadas, la comida es riquísima, todo muy bueno. Con respecto al personal de Salud que nos cuida, no tengo palabras para describir todo lo que hacen por nosotros, están al pie del cañón todo el tiempo en el mar, afuera y cuando nos vamos a nuestras casas también están presentes. Estamos todos muy agradecidos”.

La joven atleta toayense explicó que “yo siempre practiqué deportes individuales, siempre corrí contra mí y esto me cambió totalmente la cabeza, te das cuenta que sola no podes, que necesitas de tu equipo, de tus compañeros, que sola no vas a poder rescatar a nadie porque por más que seas la mejor nadadora o la mejor atleta y tengas todas las herramientas, siempre vas a necesitar de alguien que te respalde y te ayude, creo que es importantísimo el trabajo en equipo y el compañerismo a la hora de necesitar un aliento o el apoyo cuando parece que las cosas no van o estamos cansados. Uno siempre trata de dar el ciento uno por ciento para llegar al objetivo que es lograr ser guardavidas”.

Agregó que “yo siento que mi carrera deportiva no me sirvió para hacer esto, si bien el saber nadar sirve para poder entrar al curso y una tiene noción de nadar en aguas abiertas, esto te enseña técnicas diferentes porque tenés que trabajar con una víctima que está en pánico y eso hace que todo sea distinto”.

Afirmó que “estamos pasando unos días excelentes, yo quiero agradecer a todo el equipo, a Ceferino Almudevar, a Fernando Porlay, Alejandro Bagatto, Alejandro Costabel que son nuestros profesores. Hace un año que estamos trabajando y hoy tenemos el fruto de tanto esfuerzo y sacrificio, La Pampa es la única Provincia que tiene una escuela de guardavidas que es totalmente gratis y por eso estamos enormemente agradecidos por esta oportunidad que nos dan, hay gente que no conocía el mar y tuvo la oportunidad de capacitarse totalmente gratis. Nos alojamos en el albergue muy cómodo, las habitaciones y el servicio son un lujo, el espacio verde que tiene el complejo es hermoso, los materiales son de excelencia, CODES está al pie del cañón para cuidarnos. Pudimos hacer trabajos de RCP, simulacros con personas con posible lesión cervical. Tuvimos experiencias súper nutritivas, Vicente Labegorra y todo el personal del albergue son espectaculares y nos vamos muy agradecidos de todo lo que nuestra Provincia nos ofreció para poder capacitarnos. Espero que esto continúe y aquellos y aquellas que no pudieron ingresar por diferentes razones vuelvan a intentarlo, se sumen, porque es una experiencia increíble y que aprovechen esta oportunidad para aprender”, concluyó.

En esta nota hablamos de:

Noticias Relacionadas: