Un bebé fue abandonado en una bolsa de basura en Lanús y fue rescatado por vecinos

Un bebé fue abandonado en una bolsa de basura en Lanús y fue rescatado por vecinos
26 Febrero, 2021 a las 09:15 hs.

Un recolector de residuos lo encontró entre los montones de deshechos. Fue llevado al hospital con un cuadro de hipotermia y ahora está fuera de peligro.

Eran cerca de las 5 de la madrugada del martes cuando Maximiliano, un recolector de residuos de Villa Caraza, Lanús, estaba amontonando las bolsas para agilizar su trabajo y escuchó un llanto. Al principio pensó que era un animal, pero al acercarse, vio que se asomaba una mano pequeña: era un bebé recién nacido que había sido abandonado en la basura.

Rápidamente avisó a los vecinos de la cuadra para que lo ayudaran a rescatarlo. Ahí fue cuando apareció Laura. El bebé estaba sucio y muy frío, entonces ella lo asistió como pudo.

“Le dimos las primeras asistencias, no podíamos creer que un bebé estaba dentro de una bolsa de basura”, contó Laura al canal Todo Noticias.

“Estaba helado, entonces prendimos la hornalla y con mi vecina le empezamos a sacar la basura. Cuando abrimos la bolsa para sacársela y cambiarla por una sábana limpia, cayó una tijera grande que estaba pegada al cordón umbilical del bebé”, contó estremecida la mujer.

Llamaron a la ambulancia, pero no llegaba, entonces fueron a la salita del barrio. Ahí consiguieron que dos patrulleros los escoltaran hasta el Hospital Evita.

“Cuando lo puse contra mi pecho se calmó. Las chicas me contuvieron un montón. Pero cuando lo tuve que entregar en el hospital me puse a llorar porque no podía creer lo que había pasado”, relató Laura.

El recién nacido llegó con un cuadro de hipotermia y gracias a la intervención de los médicos, ahora se encuentra fuera de peligro.

Laura contó que el bebé pesa 2,589 kg y que decidió llamarlo “Tomasito”, en nombre de un sobrino que falleció a los dos años.

“Sufrió un cáncer terminal, pero la luchó hasta el último día. Fue un guerrero, y este bebé también se aferró a la vida y luchó desde el principio”, explicó con orgullo.

Por su parte, Maximiliano dijo estar convencido que estaba en el lugar y momento indicados. “Dios me llevó a encontrarlo”, aseguró.

Los vecinos del barrio se organizaron y difundieron esta conmovedora historia en las redes sociales. Gracias a eso, recibieron una gran cantidad de donaciones, que todavía no pudieron ser entregadas a “Tomasito”.

En tanto, Laura y su esposo dijeron que les gustaría tener la guarda provisoria, al menos hasta que encuentre una familia que “le dé todo el amor que se merece en la vida”.

Fuente: clarin.com

En esta nota hablamos de: