Rusia: lo sacrificaron, sobrevivió, escapó de su tumba y fue a buscar a los dueños

Rusia: lo sacrificaron, sobrevivió, escapó de su tumba y fue a buscar a los dueños
14 Octubre, 2020 a las 12:30 hs.

Al perro lo llevaron al veterinario. Allí constataron que no tenía problemas de salud tal como dijeron los dueños que lo sacrificaron por eso.

Las historias de los animales circulan, diariamente, por internet. Es por esto que los usuarios ríen, lloran se enojan con cada una de ellas. En este caso, un perro que lo sacrificaron pero sobrevivió y su historia conmueve a todos.

Aunque parezca increíble, el pastor alemán sobrevivió a una inyección letal y escapó de la tumba en donde lo enterraron. Salió para ir a buscar a su familia. Esta triste pero hermosa historia la protagoniza Kiriusha. A su vez, desde la fundación de caridad rusa Dobry Górod, rescataron a la mascota y le buscan un nuevo hogar. Ellos mismos, publicaron la historia del can.

La historia sucedió en la ciudad rusa de Ujtá, en el noroeste del país. A la mascota le dieron suero venenoso para sacrificarlo, pero no murió. Es más, se despertó en soledad en el medio de un bosque y se dirigió a la ruta más cercana para encontrar ayuda.

Entonces, allí, un automovilista, amante de los animales, encuentra al perrito tumbado y exhausto al lado de la ruta. Fue allí cuando no dudo, y se detuvo a alimentarlo y llevarlo al centro de rescate.

Una vez allí, los voluntarios ofrecieron a Kiriusha atención veterinaria y le encontraron una casa temporal.

“Olya conducía desde la capital de la república hacia Ukhta cuando vio a un perro que caminaba lentamente por la carretera. Habiendo viajado 20 km, no pude aceptar la idea de que ella no se había detenido. Me di la vuelta y volví tras él. Cuando llegué, el perro ya estaba tumbado a un lado del camino agotado”, publicaron en el Facebook de la fundación. 

Luego de que la historia apareciera en las redes y se viralizara los supuestos dueños, residentes de la ciudad de Yemva se contactaron con la organización. Ellos, aseguraron que Kiriusha tenía una enfermedad grave durante mucho tiempo por lo que se vieron obligados a sacrificarlo. Entonces lo enterraron en el bosque cerca del lugar en donde lo encontraron.

Al parecer, la dosis no fue letal y el perro solamente perdió la conciencia.

Así, el lugar del hallazgo, la edad aproximada del can e incluso el lugar de la pata en el que fue afeitado coincidía con lo que los dueños contaron. Pero había una sospecha. Entonces los veterinarios constataron que Kiriusha soló tenía una artritis crónica leve, pero ninguna enfermedad que justifique sacrificarlo.

Después, al día siguiente, los presuntos amos cambiaron su discurso y dijeron que Kiriusha estaba en el sitio donde lo enterraron. Fue ahí cuando los voluntarios del refugio le pidieron que les manden fotos del lugar, ellos se negaron alegando que le habían robado la computadora.

Actualmente, Kiriusha se encuentra bien y está en busca de un nuevo hogar. Es bondadoso con la gente, tranquilo, casi no ladra y pasea con calma sin tirar la cadena.

Fuente: miafm.cienradios.com

En esta nota hablamos de: