Una mamá leopardo dio a luz en una choza y después llevó sus cachorros a la jungla

Una mamá leopardo dio a luz en una choza y después llevó sus cachorros a la jungla
10 Septiembre, 2020 a las 01:07 hs.

El enternecedor video la muestra tomando con la boca uno a uno a sus cuatro cachorros y llevándolos a un lugar seguro.

Cámaras instaladas por las autoridades forestales de la ciudad india de Nasik captaron el momento en el que una hembra de leopardo, que el mes pasado dio a luz cuatro cachorros dentro de una pequeña cabaña, traslada sus crías a la jungla.

En las imágenes, que se han vuelto virales en las redes, se ve a los cachorros deambulando por la cabaña y llamando a su madre, que llega y los recoge uno por uno para llevarlos colgados de su boca fuera de la choza.

Medio millón de leopardos viven todavía en el este y sur de África. En el resto del continente, Oriente Medio y Asia, donde también hay hábitats en los que se puede encontrar, varias subespecies están en gran peligro de extinción, con sólo centenares de ejemplares.

Una de las singularidades de este felino es que le gusta descansar en lo alto de los árboles, desde donde incluso caza, y lleva allí a sus presas.

El leopardo es uno de los grandes felinos más difíciles de observar en su medio. No es predecible y tiene un comportamiento que lo hacer pasar desapercibido. A pesar que viven en sabanas, montañas, selvas tropicales, bosques secos, desiertos y zonas alpinas.

En gran parte del Sudeste Asiático, este animal está en riesgo de extinción por las mismas razones que otros felinos: reducción de sus hábitats naturales y caza furtiva. Aparte de las codiciadas pieles de leopardo, hay un tráfico ilegal que comercia con sus huesos, garras y dientes, que se usan con fines medicinales o para rituales de magia.

La deforestación en el sudeste asiático no cesa. La extracción de madera noble de bosques primarios, junto a las plantaciones de aceite de palma y caucho son los principales culpables.

Grandes extensiones del hábitat del leopardo se están convirtiendo en tierras de cultivo y hace que desaparezca su refugio y, sobre todo, sus presas, de las cuales el ganado ocupa el espacio. Cuando eso ocurre, a los leopardos no les queda otro remedio que cazar a cabras, ovejas o terneros. En consecuencia, los ganaderos y agricultores matan a los felinos.

El pelaje de los leopardos varía mucho de unos ejemplares a otros, aunque suele ser de un amarillo más o menos intenso. Las motas oscuras que pintan su cuerpo también son distintas en cuanto a la forma, el tamaño y el número, y se diferencian de las del jaguar porque no tienen mancha en el interior de las rosetas que las forman.

Los machos adultos llegan a pesar entre 40 y 80 kilos, algunos incluso se acercan a los 100. Las hembras suelen ser hasta un 30% más pequeñas.

Son animales solitarios y solo confraternizan durante la época de celo, cuando las parejas están juntas por unos días. La hembra suele tener entre dos y cuatro cachorros y está con ellos hasta el segundo año de vida.