La profunda reflexión de Guillermina Corrales, una joven ciega de General Pico: “Para mi la inclusión no es una vocal”

La profunda reflexión de Guillermina Corrales, una joven ciega de General Pico: “Para mi la inclusión no es una vocal”
23 Agosto, 2020 a las 18:20 hs.

La joven Guillermina Corrales realizó recientemente una publicación en su red social Facebook donde plantea una situación que le toca vivir cotidianamente y reflexiona sobre el uso del lenguaje inclusivo.

En primer lugar, la joven comienza su relato diciendo que “se quejan porque cuando digo que mi lector de pantalla no me lee correctamente un texto, que reemplazan determinadas vocales por la letra X y no lo puedo entender. Me dicen que no entiendo la inclusión. ¿De verdad? ¿Que no entiendo la inclusión? Para mi inclusión no es una vocal. Porque hay determinadas cosas con las que tengo que aprender a lidiar y a convivir todos los días. Y no siento en ningún momento que intenten hacer inclusión”.

A su vez, agregó que: “les voy a dar solamente dos ejemplos. Uno insignificante como decir que por algunas veredas no puedo ir caminando porque hay columnas en medio, porque hay plantas con las que me raspo la cara, porque hay bordes solamente en una mitad de la vereda y en la otra no, porque son de tierra y hay pozos. ¿Ustedes se creen que alguien pasa e intenta ayudarme? No. De hecho me doy cuenta que la gente pasa y se queda mirando a ver qué es lo primero con lo que me choco o con lo que me golpeo”.

Por otro lado, expresa que “otra cosa tan sencilla como ir al banco. No hay nada para guiarse cuando uno entra al banco, en la entrada hay todas máquinas táctiles para poner el número de documento. Lógicamente tampoco nadie se acerca a ayudar. Si alguien demasiado caritativo me ayuda, una vez sacado mi ticket para esperar mi turno, hay todas pantallas en las que los números aparecen solamente escritos. ¿Alguien pensó en poner alguna máquina con audio para los ciegos? Y no en una vocal que nos incluya a todos. ¿Alguien pensó que en los lugares que trabajamos debería haber personas que aprendan los lenguajes para sordos? Porque hace poco me llamó una señora y me preguntó un montón de cosas como valores de materiales, maneras de pago, entre otras dudas. Y me aclaró que estaba bastante apenada porque tenía un hijo sordo y no tenía manera para averiguarlo como lo estaba haciendo ella”.

Asimismo, indicó que “eso sucede con un montón de otras discapacidades. ¿Alguno se puso a pensar en eso? ¿Alguno se puso a observar que cuando un ciego quiere cruzar la calle, al menos acá en mi ciudad nadie lo deja cruzar? Alguno se puso a observar que cuando una persona ciega consulta en qué calle queda algún lugar, le dicen “queda para allá…” Y me quedo pensando, donde sería el allá? Y un montón de cosas tan sencillas como esas. Que algunos días tengo paciencia, que todos los días me levanto y sé que tengo que convivir con estas cosas. Y con un montón más que ya naturalicé e intento no quejarme”.

Finalmente, sostuvo que “me gustaría que como actividad, pensáramos de qué manera podemos incluir al otro. Pero en todos los sentidos. No solamente en la discapacidad física. De qué nos pongamos un poco en el lugar del otro para poder entendernos. Pido disculpas por el monólogo, pero hay algunas cosas que necesito decir, y este medio me parece el mejor. Porque tengo un montón de contactos, y espero que se tomen el tiempo para leer la publicación. Déjeme un comentario con su opinión, me gustaría saber qué opinan. Siempre y cuando sean críticas constructivas. Gracias por su tiempo”.

Se quejan porque cuando digo que mi lector de pantalla no me lee correctamente un texto, que reemplazan determinadas…

Posted by Guilla Corrales on Friday, 21 August 2020
En esta nota hablamos de: