Un número que tiene nombre y apellido: No es importante hasta que nos toca

Un número que tiene nombre y apellido: No es importante hasta que nos toca
2 Agosto, 2020 a las 15:00 hs.

No es lo mismo esta Fase 1 que la anterior. En La Pampa, en apenas 11 días, de 8 casos positivos se pasó a 168 casos activos y 8 recuperados.

La situación epidemiológica de la provincia está en una etapa de crecimiento y los esfuerzos por controlarla han marcado en las dos ciudades más importantes volver a la fase 1.

 Desde el gobierno indican que no hay otra manera de controlar el virus. Para mantener el estatus de contención en la provincia se han tenido que tomar estas medidas. El miedo existe y no quieren llegar a lo tan temido: la circulación del virus.

Una de las preocupaciones actuales es el cierre preventivo de consultorios o institutos médicos porque son muchos los profesionales que se han contagiado. No es el virus que nos busca, sino nosotros que salimos a buscarlo. Los cierres se han dado en General Pico y Santa Rosa.

Esta situación  ha generado el rechazo de los mercantiles, de los comercios que cuando se estaban acomodándose después de volver a la “normalidad” y superar etapas anteriores, otra vez tuvieron que cerrar sus puertas.

Pero cada contagiado tiene un nombre, un apellido. También en esta provincia nos hemos acostumbrado a marcarlo como un número.

El dolor, la angustia y la incertidumbre de cada familia afectada es superior a cualquier cuestionamiento porque se trata de una vida y ante esto no hay ningún tipo de negociación. No lo es, creemos que no lo es, hasta que nos toca.

En esta nota hablamos de: