Un niño fue asesinado en Chaco, tras aparente abuso, y la policía detuvo a su padre y madrastra

Un niño fue asesinado en Chaco, tras aparente abuso, y la policía detuvo a su padre y madrastra
17 Abril, 2020 a las 19:55 hs.

Un niño de 10 años fue hallado asesinado y con signos de abuso sexual en una zona rural del municipio chaqueño de Miraflores, tras lo cual fueron detenidos su padre y la pareja del hombre, acusados de haber intentado simular un suicidio, informaron hoy fuentes judiciales y policiales.

El crimen, revelado hoy, fue descubierto el lunes, cuando la policía fue alertada del hallazgo del cuerpo del niño al lado del pozo de agua de la vivienda rural situada en el paraje Monte Caseros, a 30 kilómetros de Miraflores, en El Impenetrable chaqueño.

De acuerdo a la investigación de la fiscal Gabriela Maldonado, el niño fue encontrado en horas de la tarde del lunes con “golpes en la cabeza, signos de asfixia y de abuso sexual”, dijeron los voceros.

Asimismo, señalaron que la autopsia determinó que la causa probable de la muerte del niño se debió al “traumatismo de cráneo encefálico grave, asfixia por ahorcadura y paro cardiorrespiratorio traumático”.

Ante ello, la justicia dispuso el lunes por la nochce el arresto del padre de la víctima, Manlio Luna (45), y su pareja, Lorenza Paz (43).

La fiscal comenzó a investigar al padre por “supuesto homicidio agravado” por el vínculo y por “supuesto homicidio” a quien era su actual novia, dijeron las fuentes.

Voceros policiales informaron que en el marco de la causa, la concubina de Luna confesó en la comisaría de Miraflores y dijo: “No aguanto más, yo quiero declarar, Luna mató a mi entenado, pero me dijo que si hablo me va matar a mi y a mis dos nenas cuando salga”.

La fiscal Maldonado dijo hoy a Télam que los imputados por el crimen “tienen defensores oficiales” y que están detenidos por la supuesta comisión de los delitos que se investigan pero “para resguardar el debido proceso” evitó “brindar información sensible sobre la víctima y los imputados por el crimen”.

Solo señaló que “en principio se dijo que era un suicidio”, pero desacó que “al ver el cuerpo y su estado cambió el rumbo de la investigación”.

Según la fiscal, “se trataba de un niño de una dimensión corporal pequeña” y no era creíble la muerte por suicidio de un menor de esa edad que haya estado en esas condiciones.

En esta nota hablamos de: