Dolor e indignación por el asesinato del odontólogo que dio su vida por defender a su familia

Dolor e indignación por el asesinato del odontólogo que dio su vida por defender a su familia
14 Marzo, 2020 a las 16:01 hs.

No existen explicaciones ni argumentos ante la pérdida de una vida. Menos cuando dos malvivientes, sin sentido de la vida, ingresan para robar y matar.

Tres hijos perdieron a su padre. Su esposa presenció, como por cuidar su vida, la de ella y sus hijas fuera asesinado salvaje y traicioneramente sin piedad. Los dos delincuentes huyeron con un celular en la mano y una vida a cuesta que ya comenzó a pedir justicia.

Samuel Prodolliet, conocido en su intimidad y por los amigos como “Samu” tenía 52 años. El 12 de abril iba a cumplir 53. Tenía su consultorio en el mismo lugar donde vivía. Por el han pasado generaciones de vecinos. Primeros los padres y posteriormente sus hijos.

Se congregaba en la Iglesia Cristiana de calle 24. Era una persona de consulta permanente. Su sonrisa y el humor típico de aquellos que tienen raíces cordobesas fueron gestos que lo acompañaron durante su vida personal y profesional.

No se registra, o por lo menos la memoria nos traiciona en estos momentos, de un caso de similares características en los últimos años.

Samuel Prodolliet murió protegiendo su familia. Esta pérdida irreparable exige justicia. Sin piedad. Aunque suene a controversia cuando hablamos de la muerte de un hombre que profesó y vivió la Fé cristiana.

En esta nota hablamos de: