En la provincia de La Pampa se consumen más frutas y verduras por persona que en el resto del país

En la provincia de La Pampa se consumen más frutas y verduras por persona que en el resto del país
22 Octubre, 2019 a las 21:20 hs.

Surge de los datos desagregados de la última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo. En 2013, cuando se hizo el anterior relevamiento, este indicador era de 2,0 porciones por día por persona, y en 2005, del 1,7 y en el 2018 de 3,6.

El promedio diario nacional de porciones de frutas o verduras consumidas por persona fue de 2 en el año 2018, sin mostrar cambios con respecto al 2013 y ubicándose muy por debajo de las 5 porciones diarias recomendadas por la OMS. 

La provincia de La Pampa se destacó en el 2018, respecto de todas las otras jurisdicciones y respecto del valor nacional, con un promedio diario de porciones de 3,6.

Respecto de las variables sociodemográficas, se observó mayor promedio en las mujeres respecto de los varones, a partir de los 50 años respecto de todos los otros grupos etarios y entre aquellas personas con el nivel educativo más alto respecto de los otros dos niveles de instrucción. También se evidenciaron diferencias estadísticamente significativas según cobertura de salud, resultando mayor el promedio entre aquellos con obra social o prepaga, y según quintil de ingresos del hogar por unidad consumidora: a partir del 3° quintil de ingresos aumentó el promedio de consumo con relación a los dos primeros.

En cuanto al consumo recomendado de al menos 5 porciones diarias de frutas o verduras al día, solo el 6,0% de la población cumplió la recomendación, sin reflejar cambios con respecto a la edición pasada. Al igual que en el indicador anterior se observó que, entre las jurisdicciones, la provincia de La Pampa se destacó ampliamente con un valor porcentual de 22,8% (Tabla 5.7).

No se observaron diferencias según sexo. Respecto de la edad, hubo porcentajes más altos entre las personas mayores de 50 años, respecto de aquellos de entre 25 a 49 años. También fue mayor el porcentaje en el nivel educativo más alto respecto de la segunda categoría. En cuanto a cobertura de salud y los quintiles de ingresos del hogar por unidad consumidora fue mayor la proporción entre aquellos con obra social y/o prepaga y en el quintil de ingresos más alto respecto del más bajo (8,2% y 4,4% respectivamente) (Tabla 5.8).

Al indagar sobre la principal razón por la cual no se consume más cantidad de frutas o verduras, el 42,7% de la población refirió que ya come la cantidad adecuada. En segundo lugar, el 36,6% indicó factores individuales tales como: que su compra y preparación requieren mucho tiempo; falta de apoyo del entorno; no le gustan; preferencia por otro tipo de comidas; dificultad por los hábitos y exigencias de la vida diaria; falta de voluntad. En tercer lugar, con un 18,8% se ubicaron los factores económicos (les resultan caras) y por último, con un 1,1% de respuestas, factores relacionados con el entorno (pocas opciones de/en los lugares de compra y/o en lugares para comer).

Los factores individuales se registraron mayormente en varones, mientras que los factores económicos principalmente en mujeres. En el resto de los factores no se observaron diferencias por sexo.

Respecto de los grupos etarios, se registró un descenso de los factores individuales a mayor edad. Aquellos con 50 años o más indicaron en mayor medida que comen la cantidad adecuada de frutas y verduras. En el resto de las dimensiones analizadas, no se observaron diferencias.

En cuanto al nivel educativo, se observó que a mayor nivel alcanzado aumentaron los factores individuales y disminuyeron los factores económicos. En el resto de los factores no se observaron diferencias.

A su vez, aquellos con obra social y prepaga indicaron comer la cantidad adecuada de frutas y verduras en un mayor porcentaje respecto de quienes tienen cobertura sólo pública. Por otro lado, éstos últimos refirieron tener más barreras económicas que los primeros.

La respuesta “come la cantidad adecuada” y las nucleadas en factores individuales, fueron más frecuentes en personas con ingresos más altos mientras que la relacionada a factores económicos se registró con mayor frecuencia entre los que declararon tener ingresos más bajos.

En esta nota hablamos de:

Noticias Relacionadas: