Tres meses de prisión efectiva por intentar robarle a un taxista

thumb image
1 Agosto, 2017 a las 17:20 hs.

El hecho ocurrió hace dos semanas y en Santa Rosa, pero deja por sentado un precedente importante en cuanto a la calificación del hecho.

foto ilustrativa

El juez de audiencia, Carlos Alberto Besi, condenó a Tomás Andrés Fernández a tres meses de prisión de cumplimiento efectivo y a Mariano Emmanuel Lang a tres meses en suspenso, como coautores materiales y penalmente responsables del delito de robo simple en grado de tentativa por un hecho ocurrido hace dos semanas.

La resolución del magistrado fue dictada a raíz de un acuerdo de juicio abreviado suscripto por el fiscal Facundo Bon Dergham, la defensora oficial Mariel Annecchini y los imputados, quienes admitieron su culpabilidad. El damnificado también dio su conformidad al ser informado por el Ministerio Público Fiscal del acuerdo.

En la investigación fiscal preparatoria quedó probado que el 15 de julio, a las 3.50, Lang y Fernández le sustrajeron a un taxista 2.657 pesos y un teléfono celular, en ocasión de trasladarlos como pasajeros. Ese episodio ocurrió en Pasaje Olguín. Allí, “mientras Fernández sujetaba (a la víctima) desde atrás, con una bufanda a la altura del cuello, Lang descendió del vehículo y se apoderó de la suma de dinero y del teléfono que se encontraba sobre la puerta del lado del conductor”, dice el fallo. El taxista pudo avisar inmediatamente a la policía, que llegó y detuvo a los acusados, secuestrándoles los objetos robados.

En el caso de Lang, un chofer de 30 años, a los tres meses de prisión de ejecución condicional, se le agregó el cumplimiento de las siguientes reglas de conducta durante dos años: fijar domicilio y someterse al contralor del Ente de Políticas Socializadoras y la Unidad de Abordaje, Supervisión y Orientación para personas en conflicto con la ley penal.

Para Fernández, un trabajador rural de 22 años, la sanción fue de efectivo cumplimiento porque tenía otra condena. Así, Besi le dio tres meses, le revocó la condicionalidad de la pena impuesta el 21 de febrero de 2017 a un año en suspenso  y le unificó ambas penas en una única a un año y tres meses de cumplimiento efectivo.

En esa oportunidad, en otro abreviado, el juez de control Gabriel Tedín lo había condenado por los delitos de amenazas simples en dos oportunidades, amenazas agravadas por el uso de arma, y desobediencia judicial en dos oportunidades, en cuatro causas diferentes.

“El ilícito no solo ha quedado acreditado por la prueba documental, sino también por los dichos del damnificado –al momento de efectuar la denuncia– sobre cómo se sucedieron los hechos, que  posteriormente fueron constatados por el personal policial”, indicó Besi en la sentencia. En tal sentido, el policía que entrevistó al taxista contó que éste adujo que los asaltantes habían ingresado a la vivienda del Pasaje Olguín al 800, viendo a uno de los ellos correr la cortina de una ventana. Ambos imputados fueron aprehendidos dentro de la casa.

infopico app

GRATIS
VER