Tenis: “Es un momento muy emocionante, porque todo el mundo mira al uno”

thumb image
29 Junio, 2017 a las 22:30 hs.

La piquense María Ángeles Curto vive un momento especial tras ganar el G1 de Rosario y llegar a lo más alto del ranking argentino.



“Es un momento muy emocionante, porque todo el mundo mira al uno, cuando jugas siempre querés ser el uno”, expresó con emoción la joven piquense, quien dialogó con infopico.com luego de conseguir el último fin de semana su primer certamen Grado 1 en la provincia de Santa Fe. Los puntos sumados le sirvieron además para llegar por primera vez a lo más alto del ranking nacional.

“Yo entreno todos los días con Willy. Generalmente hacemos una hora y media de tenis y a veces un poquito más y después hago mucho frontón y físico de mi parte. La verdad que me agarró un poco por sorpresa, tuve tres torneos antes, de los cuales había llegado en dos a semifinales, que eran G1, y otro lo había ganado, que era un G2. Sabía que tenísticamente podía, pero al momento de jugar los partidos es otra cosa”, comentó sobre la preparación previa a la consagración conseguida días atrás.

Más allá de gran presente, la adolescente explicó que con sus rivales “tenísticamente y físicamente todas somos parecidas, el tema es que la que se lleva el torneo es la que mejor está en ese momento, mas en mujeres que somos de tener más momentos malos”.

Sobre la forma en que encaró el G1 de Rosario, indicó que lo hizo como en el resto de los certámenes. “Voy partido a partido, analizando el partido antes porque conoces a las chicas, pero durante el partido también tenés que analizar porque si se complica tenés que cambiar, arrancas con un método de juego y durante el partido si ves que no funciona tenés que cambiarlo. La cabeza y la estrategia es muy importante, no es solo pegarle a la pelota bien”, afirmó.

Insistió que en Tenis “lo más importante es la cabeza y la experiencia te suma, no es lo mismo estar 6-6 en la final de un G1 y no haber jugado nunca una final que haber jugada varias”. Justamente en el certamen que ganó días atrás se enfrentó con una rival de menor experiencia, lo que jugó a su favor. “Yo ya había jugado tres finales antes y la otra había jugado una sola, así que antes de empezar me dije que ‘si perdí tantas en algún momento me va a dar y si pierdo ya esta, perdí otras’. Me relaje y la otra chica se presionó que quería ganarlo y no le salieron las cosas”.

Admitió que el portar el “1” no será algo fácil, ya que desde ahora sus rivales se esforzarán más por ganarle y en circuito nacional “hay muchas jugadores buenas. Yo creo que dentro de los nacionales hay varios niveles, están las que están entre las primeras 10 o 15 que son las chicas que están siempre para ganar, después hay un segundo y tercer nivel”.

Comentó que mientras “te das cuenta que algunas arrancan más para darte la mano que para ganar el partido, hay otras que salen a comerte los sesos, porque tiene en frente a la número 1 y le quieren ganar. Te ponés a pesar que en un partido normal le ganas, pero después empiezan a jugar en un nivel más alto que el habitual y la cabeza te juega un montón ahí, tenés que tranquilizarte y ganar cueste lo que cueste, aun sin jugar bien”.

Admitió que el hecho de ser del interior, de una provincia donde no hay competencia abundante y de primer nivel, la pone en desventaja con otras rivales de lugares como Buenos Aires o Santa Fe. Además “hay muchas chicas que no solo compiten en nacionales sino que compiten internacionalmente”

De todas formas se mostró tranquila y consideró que “en este momento hay que seguir trabajando porque son nacionales, tomarlo con tranquilidad y disfrutando mucho porque en algún momento pueden casar cosas malas y hay que agarrarse de lo bueno para seguir alenté”.

María consideró que aún no tocó techo y que puede superarse, ya que logró dar pele pese a estar también en desventaja en cuanto a la preparación, ya que además de jugar al tenis va a la escuela, a ingles y practica taekwondo. “Creo que podría mejorar muchísimo el nivel tenístico si entrenara mas, muchas chicas dejaron el colegio, entran 6 horas por día y se nota mucho la diferencia, porque llegué con un alto grado de partidos y cansancio y las otras al entrenar 6 horas por día no los sentían tanto como yo. En la parte técnica creo que estoy muy bien, porque Willy (Trueba) y Javi (Bonanatta) siempre fueron muy técnicos en todo. En físico tendría que mejor un montón, para lo poco que hago sigo insistiendo que para mí es increíble estar tan bien”.

Finalmente, se refirió a la posibilidad de dar “el salto” a nivel internacional. Fue consciente de que recién está asentándose por lo que “no sé si es en este momento, pero si estoy segura que si sigo poniéndome en algún momento va a llegar. Hay que estar lo mejor preparado por si llega”.

Administrar notificaciones