Baja de 70.000 pensiones por discapacidad: “Macri es complaciente con los poderosos y duro con los vulnerables y desprotegidos”

thumb image
14 Junio, 2017 a las 11:50 hs.



La diputada Claudia Godoy  (PJ) expresó su rechazo a la baja de más de 70.000 pensiones por discapacidad, resuelta por el Gobierno Nacional de Mauricio Macri que “nuevamente demuestra que es complaciente con los poderosos y duro con los  más vulnerables y desprotegidos”.

Al respecto señaló que “una vez más se pone de manifiesto la profunda insensibilidad de la administración nacional para con todo aquellas medidas que tienen por finalidad brindar contención y buscar la inclusión en la sociedad de las personas que necesitan de la intervención del Estado para poder garantizar una vida digna”.

Sobre la medida, continuó asegurando que “a esta altura no debe sorprender a nadie, ya que se está volviendo una costumbre del gobierno arremeter contra los sectores más vulnerables de la sociedad a los que permanentemente se le cercenan derechos vitales como lo son a la educación, a través del desmantelamiento por caso del programa Conectar Igualdad, a la alimentación, al no actualizar los montos de los refuerzos alimentarios de nuestros jubilados a quienes también se les intento dar un aumento del haber  jubilatorio menor al que les correspondía y limitarles el acceso a medicamentos esenciales para su salud”.

“Este es el corolario de un plan pergeñado para ahogar económicamente a los sectores vulnerables de nuestra sociedad ya que no debemos obviar que desde el inicio de esta gestión,  el Ministerio que comanda Carolina  Stanley  atrasó en más de un año la tramitación de nuevos certificados de discapacidad,  impidiendo de esta manera el acceso a beneficios y ahora directamente han dado de baja a los pensionados argumentando entre otras cosa que alguien cuyo cónyuge cobra una pensión o jubilación mínima de 6377 pesos puede hacer frente a los gastos que demandan la subsistencia de dos individuos siendo uno de ellos discapacitado”.

Finalmente manifestó que “todo esto contrasta con la rapidez en la que el Gobierno le entrega beneficios a los sectores más poderosos de la economía,  como la excepción de retenciones a las empresas mineras, no gravar  la renta financiera, beneficiar a los importadores en desmedro de la industria nacional,  como así también pretender la condonación de la deuda del Correo, que está en manos de sus hijos y su padre”.