ahora!
COVID-19: Seguí la transmisión en vivo, habla el Gobernador Sergio Ziliotto

Despidos en la zona Franca “es un problema similar al de Calzar”

thumb image
20 Diciembre, 2016 a las 20:03 hs.

Verna  se refirió a los despidos de trabajadores de la empresa Textil Regasa S.A. que funciona en la zona Franca.



Informó que la planta “tiene material acopiado para enero y febrero. En total son 29 trabajadores, de los cuales despidieron a 9, de los cuales 2 cobraron la indemnización, y 7 están viendo cómo le pagan. Dentro de esos 7 hay algunos que no se presentaron a la audiencia de conciliación en la Secretaría de Trabajo, así que supongo que iniciarán directamente la demanda legal”.

“El problema que tienen –amplió- es la apertura de la industria textil, la sobreproducción y el capital improductivo que eso genera. Y se puede agravar porque la importación sigue abierta. Yo creo que el presidente Macri debería corregir eso, sobre todo porque la industria textil de la Argentina no puede competir con productos de otros lugares en donde se pagan salarios de subsistencia. Es un problema similar al de Calzar”.

DECLARACIONES
Nadia Gómez, una de las despedidas de la empresa del rubro textil Ragasa SA, radicada en la Zona Franca de General Pico, relató en primera persona lo que vivió al ser informada de la determinación de sus empleadores por el recorte de personal debido a la baja del consumo.
“El 29 de noviembre fuimos a trabajar, como todos los días, y a las cuatro menos cuarto nos enteramos que había una reunión: el encargado nos dio la noticia que iba a ver reducción de personal y nueve despedidos, nos quedamos helados”, relató Nadia. Amplió que el encargado dio los nombres de los cesanteados y que le iban a dar tres opciones de indemnización. “Yo les dije que no iba a contestar porque me quería asesorar: se que si mandás el telegrama me iban a dar un beso y hasta luego”, graficó la mujer, entrevistada por periodistas de El Aire de la Mañana (Radio Noticias 99.5).
Dijo que en la fábrica le pagaban en “tres veces y en cómodas cuotas”. Al día siguiente, Nadia y otro grupo de trabajadoras concurrieron a su lugar de trabajo y si bien pudieron entrar al predio de la Zona Franca no las dejaron ingresar a la fábrica. “Nos fuimos afuera, vimos a un abogado, y ahora todo está en manos del profesional”, dijo al completar que aún aguardan el sueldo de noviembre.