“Esto era lo mínimo que debíamos conseguir, espero que sea ejemplificador para muchos más”

thumb image
21 Octubre, 2016 a las 22:02 hs.

Silvina González habló hoy de la condena efectiva al joven que atropelló y mató a su hermano.



En un clima de profunda emotividad, mientras los familiares lloraban y se abrazaban tras conocer la condena de 4 años de prisión de cumplimiento efectivo impuesta por el juez Florentino Rubio a Juan Pablo Escobar, una de las hermanas de la víctima fatal del accidente ocurrido en Intendente Alvear, Silvina González, dialogó con infopico.com.

La joven consideró que la pena “es ejemplificadora, más allá de que uno esperaba muchos más años. Igual la vida de mi hermano no me la devuelve nadie, sabíamos que esto era lo mínimo que debíamos conseguir y lograrlo es importante, espero que sea ejemplificador para muchos más”.

“A mi hermano me lo mataron y no me lo devuelve nadie, pero este tipo debe estar preso”, agregó.

Confesó que, debido a los históricos antecedentes de condenas en suspenso por siniestros viales, ella “tenía muchísimo miedo, si bien habíamos hablado con Armando (Agüero), a quien le agradecemos muchísimo que desde el primer momento se puso a predisposición de la familia, al igual que el fiscal (Damián Campos) que lo hemos venido a molestar un montón de veces para saber cómo iba la causa. Hemos recibido un apoyo muy bueno, tanto del fiscal como de Armando”.

“Yo estoy más que agradecida porque es lo que pudimos hacer, porque los testigos no ayudaron mucho y espero que esto sea ejemplificador”, manifestó Silvina, quien al igual que su hermana días atrás, reiteró que hubo testigos que mintieron y ocultaron las amenazas previas al choque. “Hablé con un testigo antes de que subiera a declarar y cuando declaró dijo otra cosa, muchos testigos mintieron, pero yo no puedo obligarlos acá a que digan algo que me dijeron anteriormente, queda a conciencia de ellos, nosotros logramos lo mínimo, pero lo logramos”, contó.

Por último se refirió a la situación tensa que se vivió al final del juicio al semana pasada y aclaró que “más que del defensor, que yo entiendo en su trabajo, nos molestó lo del imputado”, quien esbozó al final unas disculpas que no fueron aceptadas ni creídas por las familias de Sebastián González y Carlos Lobos.

“Creo que tuvo todos los medios como para pedir perdón, no a mí, sino a mi madre que le mató al hijo. El en ningún momento pidió perdón, siguió manejándose como si nada, de hecho dicen en el pueblo que maneja, también volvió a concurrir al mismo boliche, volvió a consumir alcohol, entonces la mentira a mi no me gusta, eso sí me molesta. De parte nuestra los hermanos nunca hicimos lio ni nada, siempre nos mantuvimos los cuatro días tranquilos a pesar del gran dolor y de lo terrible de ver a la persona que te mató a tu hermano en frente”, finalizó.

//