Advierten sobre el uso correcto y preservación de los Desagües Cloacales

thumb image
30 Septiembre, 2016 a las 12:32 hs.

Desde la Cooperativa local, se dio a conocer una serie de medidas a tener en cuenta a la hora resguardar el sistema de desagües cloacales de General Pico, teniendo en cuenta que tras un reciente relevamiento se detectó un incremento en el taponamientos y obstrucciones en la red cloacal.



En el comunicado emitido esta mañana se indica que los habitantes de General Pico somos privilegiados. La aseveración cobra todo su sentido si consideramos, tal como señala un informe de la Organización Mundial de la Salud, que “unas 2.600 millones de personas –la mitad del mundo en desarrollo– carecen de desagües cloacales, y 1.100 millones de personas carecen de acceso a cualquier tipo de fuente mejorada de agua de bebida. Como consecuencia directa de ello 1,6 millones de personas mueren cada año de enfermedades diarreicas (como el cólera) atribuibles a la falta de acceso al agua potable y al saneamiento básico”. 

Eso explica por qué la cobertura universal de agua, cloaca y tratamiento de aguas residuales no sólo es deseable, sino una herramienta indispensable para mejorar la calidad de vida de la población. 

Como ciudadanos responsables debemos tomar conciencia que su uso correcto y su preservación, permiten prolongar y garantizar la vida útil de las instalaciones. El uso adecuado de los desagües cloacales domiciliarios contribuye al mantenimiento de la higiene y de la salud pública. 

Al respecto, se indicó, se ha  verificado un incremento en los taponamientos y obstrucciones del sistema cloacal de nuestra ciudad debido a los elementos que ingresan o son arrojados por los conductos. Esta situación obliga a Corpico a realizar tareas extraordinarias del personal afectado para el mantenimiento de las mismas y redoblar esfuerzos con el fin de evitar que el drenaje sea deficiente y genere contratiempos en el servicio. 

Evitar taponamientos y obstrucciones que provoquen desbordes cloacales es una responsabilidad que nos compete como ciudadanos. De nuestros hábitos y de la correcta utilización del servicio depende gran parte del funcionamiento del sistema. Más aún considerando que la de red de desagües cloacales de nuestra ciudad data en algunos sectores con más de 40 años, ya que es el primer servicio de infraestructura subterránea de la ciudad. 

No debemos olvidar además que solucionar taponamientos implica en muchas ocasiones dañar pavimentos o veredas. 

*    Todas las instalaciones internas deben realizarse bajo las normas vigentes de OSN (Obras Sanitarias de la Nación). 

*    Además es necesario realizar el cuidado, mantenimiento y limpieza de las instalaciones. 

*      No está permitido conectar los desagües pluviales a la red cloacal. Cuando esto sucede, se satura la capacidad de conducción de las cañerías cloacales que no están dimensionadas para recibir agua de lluvia (hasta diez veces más importantes que las descargas domiciliarias), y que provocan desbordes a través de las bocas de registro y en el interior de viviendas en zonas bajas. 

*     Es necesario mantener la instalación interna en perfectas condiciones, sobre todo con el sellado de las cámaras de inspección, la colocación de tapas y contratapas para evitar el ingreso de sólidos y arena, el caño de ventilación a los 4 vientos en perfectas condiciones con sombrerete para evitar el ingreso de roedores y la verificación del sellado de sanitarios e instalación de todos los sistemas de sifones para evitar emanación de olores dentro de la vivienda. 

*       Sólo deben arrojarse al sistema de desagüe cloacal domiciliario los líquidos provenientes de artefactos sanitarios o excretas, el agua del lavado de prendas e higiene personal, el agua producto del lavado de alimentos, de la preparación de comidas y el agua del enjuague de vajilla. 

*      No se debe desechar en el sistema de desagües elementos sólidos que perturben el funcionamiento de las instalaciones, como trapos, medias, pañales, algodones, bolsas, preservativos, portadesodorantes de inodoros, envases plásticos en general o de cartón; productos solidificados como aceites lubricantes y pinturas; materiales no biodegradables a corto plazo como maderas y cartones; colillas de cigarrillos; medicamentos vencidos, etc., dado que las conexiones están diseñadas y construidas para permitir solamente el paso de líquidos o excretas. Los productos de origen industrial generan ácido y dañan gravemente las cañerías. 

Además, son muy comunes las obstrucciones producidas en las paredes de las cañerías cloacales, al solidificarse comestibles, grasas y aceites que son vertidos normalmente con la limpieza de la vajilla, sobre todo en sectores donde se encuentran instaladas casas de comida y restaurantes. Y también en forma conjunta con la descarga de elementos no permitidos como yerba, fósforos, té o café. 

Finalmente, señalaron desde Corpico que de persistir la situación actual de reclamos domiciliarios, luego de realizar las inspecciones pertinentes y constatar anomalías en instalaciones de viviendas y comercios reincidentes, procederemos a aplicar  cargos adicionales, contemplados por ordenanza municipal. 

“Es por eso que invitamos a los piquenses a asumir una conducta de uso responsable y correcto de la red”, puntualizaron finalmente.

 

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.