Chami Fernández: La Suprema Corte confirmó el fallo

thumb image
19 Septiembre, 2016 a las 11:00 hs.

Pese a las apelaciones de la querella, el máximo organismo judicial argentino dejó firma la absolución de los policías implicados.



La Corte Suprema de Justicia de la Nación dejó firme el fallo que absolvió a los tres policías acusados de la muerte de Juan “Chami” Fernández, de 17 años de edad, en General Pico. De esta manera, convalidó las sentencias dictadas por la Cámara en lo Criminal 1, el Tribunal de Impugnación Penal y el Superior Tribunal de Justicia.

El fallo fue firmado el martes 13 por los jueces Ricardo Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda y Elena Highton de Nolasco. Dijeron que el recurso de apelación, que había sido presentado por los abogados Ezequiel Marquesoni y María Valeria Caussials, es inadmisible.

La sentencia de primera instancia había sido firmada, por mayoría, por la Cámara en lo Criminal 1. Los jueces Elvira Rosetti y Miguel Gavazza argumentaron que los tres policías acusados no fueron negligentes. En tanto, Alejandra Ongaro los culpó y pidió penas de prisión en suspenso.

Posteriormente, el hecho fue analizado por el Tribunal de Impugnación. En este caso también uno de los jueces, Carlos Flores, sostuvo que hubo responsabilidad polical. Pero otros dos magistrados, Pablo Balaguer y Carlos Matei, votaron por la absolución.

Luego, el expediente llegó al STJ, que ratificó la sentencia. Lo mismo hizo ahora, con un fallo firmado el día 13 de septiembre, la Corte Suprema de la Nación.

De esta manera, fueron absueltos del delito de homicidio culposo los oficiales César Emilio Fernández, a cargo de la Comisaría del Menor el día del hecho, y Sergio Pérez y Rogelio Omar Benítez.

“Chami”, según la acusación del fiscal, fue detenido el 22 de noviembre de 2009 a la salida del boliche bailable Ozono, donde había protagonizado un disturbio. Incluso, había golpeado con una baldosa a un uniformado.

El adolescente fue ingresado a la comisaría Primera, donde se negó a ser revisado por el médico de Sanidad Policial. Como era menor de edad, lo trasladaron a la Cuarta. Estos policías no lo requisaron y lo encerraron en una celda.

Poco después, el joven pidió un colchón y los policías se lo alcanzaron. Minutos después escucharon gritos. Cuando llegaron los policías, estaba prendido fuego. Apagaron las llamas con un matafuego. “Chami” murió en el Instituto del Quemado, de Buenos Aires, el 29 de noviembre 2009.

Nunca se pudo establecer cómo se inició el fuego. Los peritos no encontraron restos de un encendedor y tampoco pudieron establecer si las llamas empezaron con un cigarrillo o un fósforo.

 

Fuente: Diario Textual

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.