Proyecto para que haya guardias pediátricas obligatorias en clínicas

thumb image
26 Abril, 2016 a las 11:24 hs.

Con estadísticas que exponen una “saturación” en al ámbito público, el FrePam pretende que los privados brinden apoyo.



Los legisladores del Frente Pampeano Cívico y Social, Martín Berhongaray y Luis Solana, presentaron recientemente un proyecto de ley en la Cámara de Diputados pampeana para que se regule “la organización y funcionamiento del servicio de guardias pediátricas en los centros de salud privados radicados en la provincia de La Pampa”.

“Los centros de salud privados que cuenten con servicio de guardia de adultos deberán implementar el servicio de guardia pediátrica sujetándose a los criterios de rotación y condiciones de funcionamiento que determine la autoridad de aplicación”, explican en el escrito.

Mediante la propuesta, las instituciones privadas “deberán instrumentar modalidades de organización que aseguren la calidad en la prestación de todos los procedimientos técnicos o profesionales ofrecidos, en lineamiento con los Requisitos de Buenas Prácticas para la Organización y Funcionamiento de Servicios de Urgencia y Emergencia, descriptos en la Resolución 2/2015 del Grupo Mercado Común (MERCOSUR), incorporada al ordenamiento jurídico nacional mediante Resolución 2211/15 emanada del Ministerio de Salud de la Nación”.

Para ello, el Ministerio de Salud de la Pampa deberá “a) Establecer el régimen de horarios mínimos y guardias pediátricas obligatorias al que quedarán sometidos los centros de salud comprendidos por la presente ley; b) Realizar la estructuración de los servicios de guardia pediátrica en cada localidad de tal manera que, por día, por lo menos un centro de salud privado presente activo dicho servicio; c) Divulgar el cronograma de guardias pediátricas establecido, poniéndolo en conocimiento del público en general”.

La iniciativa de Berhongaray y Solana viene como respuesta a un estado de “saturación” que presentan los establecimientos públicos respecto a este tipo de atención. Con estadísticas del año 2015 explicaron que, por ejemplo, en el hospital Lucio Molas de Santa Rosa hubo el doble de atenciones de niños respecto a los adultos. Por si fuera poco, esas labores se hicieron con la mitad de profesionales, ya que por cada dos pediatras de turno hay cuatro generalistas.

De aprobarse la iniciativa y determinarse la obligatoriedad de cumplir con las guardias pediátricas, surge la pregunta de si en General Pico se llegará a cumplir la disposición, dado que hasta el momento las clínicas privadas han demostrado serias falencias para siquiera poder garantizar las guardas para mayores, lo que supone aún una mayor dificultad para hacerlo con las de menores.

//