La versión del Gobierno de La Pampa sobre los hechos en el Rio V

thumb image
10 Febrero, 2016 a las 14:35 hs.

En un video y un boletin de prensa, el Gobierno de La Pampa dio su versión de los sucesos ocurridos en el día de ayer



El subsecretario de Recursos Hídricos de la provincia, Javier Schlegel, que estaba al frente del equipo de trabajo que tenía a su cargo las obras de derivación de las aguas del Río V que comprometían seriamente la localidad bonaerense de Banderaló, efectuaron el reconocimiento de la zona del Meridiano V, donde se realizó el corte para facilitar el escurrimiento de las aguas hacia la provincia de Buenos Aires ayer poco después de las 17 horas.

Posteriormente, se trasladó hacia la ruta Provincial 1 a aguardar la llegada del equipo con personal de Vialidad Provincial, para dirigirlo hacia la zona de las alcantarillas en el Meridiano V, ubicada a unos 20 kilómetros al norte de Villa Sauze y 16 km al sur de Banderaló. Pero en el cruce de la ruta provincial 2 y el Meridiano V, vecinos de la localidad de Villa Sauze intentaron impedir el paso del convoy alrededor de las 19 horas, pese a la negociación que intentó personal policial del Departamento Chapaleufú procedente de intendente Alvear.

TUMULTO

El equipo compuesto por un camión con una retroexcavadora, otro con una casilla aguardó la llegada del ministro de Seguridad de la provincia Dr. Juan Carlos Tierno, alrededor de las 20 hs., quién luego de intentar en vano convencer al piquete, dio la orden de continuar la marcha, por lo que se originó un tumulto entre efectivos policiales pampeanos y un grupo de unas 60 personas que intentaba frenar el avance del convoy.

ALCANTARILLAS TAPADAS

Alrededor de las 21,50, el equipo llegó a destino con la escolta de una decena de policías de la provincia de La Pampa y bajo la supervisión del subsecretario de Recursos Hídricos Javier Schlegel y funcionarios de la delegación norteña de Vialidad Provincial, alrededor de las 22,15 hs iniciaron las tareas de limpieza del sector de 9 alcantarillas, de las cuales sólo funcionaban medianamente cuatro, ya que habían sido tapadas ex profeso con concreto, para impedir el curso del agua hacia la provincia de Buenos Aires.

HOSTILIDADES

Una hora más tarde, un grupo de unas veinte personas, entre las que se encontraba el intendente de la localidad bonaerense de América, Javier Reynoso, llegó al lugar con una actitud hostil, dispuestos a impedir las tareas y fueron retenidos por la guardia policial destacada a unos 100 metros donde trabajaba la máquina. Cuando la situación se distendió, el intendente Reynoso dialogó con el subsecretario de Recursos Hídricos de la provincia, reclamando la detención de la retroexcavadora y se originó un diálogo en el que Javier Schlegel impuso a Reynoso de los llamados sin respuesta al ministro de la provincia de Buenos Aires desde los primeros días de enero, más la gestión del gobernador Carlos Verna que hace unos 20 días envió sendas notas a los gobernadores de Córdoba Juan Schiaretti y de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, para abordar la problemática, sin obtener respuesta hasta la fecha.

CANAL ABIERTO

Alrededor de las 23,30 hs, la retroexcavadora culminó su tarea, abriendo un canal de unos 13 metros de ancho sobre el Meridiano V, lo que permitió escurrir con agilidad una importante masa de agua hacia la provincia de Buenos Aires, que sumado al corte de la ruta Nacional 188, causó la algarabía de la gente de la localidad bonaerense de Banderaló, que con esa medida acordada en las primeras horas de la tarde entre el gobernador de La Pampa, el intendente de General Villegas Eduardo Campana y vecinos y productores de Banderaló, se impedía que las aguas ingresaran al casco urbano de esa población bonaerense.

REHENES

Poco después de la medianoche, llegó al lugar una delegación de efectivos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires encabezada por el comisario Rodriguez, quien dispuso una formación frente a los efectivos pampeanos, impidiendo el contacto con un grupo de alrededor de 20 manifestantes bonaerenses que decidieron evitar la salida de funcionarios y periodistas pampeanos, amenazando con que para abandonar la zona, lo deberían hacer cruzando los campos anegados. La tensa situación derivó en que tanto los técnicos como periodistas, permanecieron como rehenes hasta las 3,45 de la madrugada, hora en que el intendente de Reynoso recibió directivas de abandonar la zona junto a los manifestantes.

MISIÓN CUMPLIDA

A esa hora, tanto técnicos como periodistas pampeanos pudieron retirarse del lugar, escoltados por móviles de la policía bonaerense, mientras que una comitiva de efectivos pampeanos quedaron custodiando la maquinaria, entre los que se destacaba el camión que transportaba la casilla, al que los manifestantes le sustrajeron varios elementos mecánicos que impedían su normal funcionamiento y le destrozaron el parabrisas.

CONDUCTA POLICIAL

En cuanto a los trascendidos acerca de la conducta de la fuerza policial pampeana, el Ministerio de Seguridad expresó que los incidentes que se registraron fueron dentro de los límites provinciales y se limitaron a repeler las agresiones de los lugareños (con fierros, piedras y palos), cuando quisieron impedir el avance del carretón que transportaba la retroexcavadora y que a la vez era acompañado por personal y funcionarios pampeanos que llegaron a la zona para entenderse con el problema.
Asimismo, el área de Salud de La Pampa, informó que en el hospital Centeno de General Pico hay una persona con un traumatismo en una pierna. También fueron atendidos tres agentes de la Policía pampeana con heridas provocadas por los manifestantes.

//