Nueva colecta de sangre y médula ósea

thumb image
13 Octubre, 2015 a las 22:57 hs.

El próximo jueves de 8:00 a 12:00, en Centro de Salud Frank Allan (calle 34 esquina 1), se realizará una nueva colecta de sangre y médula ósea. Los voluntarios deben ser mayores de 18 años, menores de 65 y pesar más de 50 kg.

La donación de sangre es un acto altruista para el que no hay que tener condiciones excepcionales; únicamente la conciencia de que es necesaria para alguien (o para nosotros mismos, ya que 9 de cada 10 personas la necesitarán en algún momento de su vida); y las ganas de dedicarle apenas media hora.

Sólo el haber padecido determinadas enfermedades (sida, paludismo, tumores y otras), haber estado enfermo en los días previos a la donación o haber tomado algunos medicamentos, hacen que una persona no sea candidato a donar en un momento determinado.

En cualquier caso, el personal de salud que hace las colectas de sangre, hará unas pruebas y algunas preguntas para saber si el donante estás en condiciones de realizar la donación. En los casos que se lo excluya temporalmente, una vez transcurrido el período indicado, puede volver a

Donación de Médula Ósea

Las Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH) son las encargadas de producir los componentes de la sangre. Se pueden donar en vida y se utilizan en pacientes con indicación de trasplante de médula ósea.

La donación de CPH es un acto voluntario, libre gratuito y solidario. Consta de dos instancias: la inscripción y la donación. 

La inscripción:

Para ser donante se requiere estar sano, tener entre 18 y 55 años y pesar más de 50 kilos.

Con tu autorización (consentimiento informado), se tomará una pequeña muestra de la unidad de sangre que donaste para realizar el análisis de tu código genético (HLA).

Los datos de HLA se ingresan a la base informatizada del Registro Nacional que, a su vez, integra una Red Internacional que agrupa a más de 12 millones de donantes en todo el mundo.

Las CPH sólo se donan si hay alguien que lo necesite y sea un 100% compatible con tu código genético (HLA).

Pacientes con leucemias, aplasias, déficit inmunológicos y otras enfermedades de la sangre son posibles beneficiarios de tu donación.

Si tu HLA resulta compatible con el de un paciente necesitado de trasplante de CPH en cualquier lugar del mundo, recibirás un llamado del Registro y, si reafirmás tu decisión de donar, te pondrá en contacto con un equipo médico para hacer efectiva la donación.

El equipo médico evaluará tu estado de salud y vos tendrás que elegir el método de donación:

Sangre periférica: se trata de una práctica ambulatoria en la que se aplican 5 vacunas para facilitar la liberación de células a fin de poder ser recolectadas en un procedimiento llamado aféresis.

Médula ósea: (no es la médula espinal). Requiere de uno o dos días de internación y anestesia general. Se punza el hueso de la cadera y se aspiran las células.

Las células son enviadas al lugar donde se encuentre el paciente. Al estar reglamentada la búsqueda y el traslado de CPH para el trasplante, ni el paciente ni el donante deben viajar.

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.