Publicado el 19/10/2016 a las 08:54 hs.

El diputado provincial Eduardo Tindiglia sostuvo que "el Aprender 2016 busca estigmatizar la educación pública".



Tindiglia se manifestó crítico con el Operativo Aprender que lanzó el gobierno nacional y se llevó adelante este martes en 39.000 escuelas, abordando de manera indistinta a más de 1.400.000  alumnos. 

"El plan de "evaluación" que diseñó el Ministerio de Educación y Deportes de la Nación se aplica mediante un único cuestionario con formato múltiple elección para todas las escuelas del país sin tener en cuenta orientación escolar, contextos geográficos, sociales, culturales, económicos y otras variables fundamentales" dijo el legislador.  

"Para peor", continuó, "no se explicitan los objetivos de política educativa que se buscan a través de su puesta en ejecución, ni participaron de su elaboración e implementación los actores centrales del proceso educativo que son los trabajadores y trabajadoras docentes". 

Para el referente de Nuevo Encuentro "Está claro que el objetivo político es contar con un supuesto fundamento para degradar la educación pública y el trabajo  de los y las maestras. Es la antesala de una perversa intención de privatizar la educación en Argentina. Estos métodos de supuesta evaluación abren la puerta de un camino que ya hemos transitado en nuestro país, un pretexto para aplicar su verdadera política, la de los negocios y la de destrucción de derechos conquistados. Y Macri quiere que la educación también sea un negocio para pocos, fundado en una supuesta meritocracia que retóricamente encubre el poder del dinero para procurar sectariamente bienes que, bajo la perspectiva de universalidad serían derechos, pero bajo la perspectiva del mercado son privilegios". 

En el marco de la implementación de este operativo Aprender y la resistencia que encontró el gobierno nacional tanto en docentes como alumnos, alumnas y familias, Tindiglia recordó el asedio que sufren hoy programas como Orquestas y coros infantojuveniles, Centros de actividades infantiles y juveniles, Plan Fines, Conectar igualdad, etc. En ese sentido aseguró que "si realmente les preocupara mejorar el nivel educativo entonces atenderían con verdadero ahínco las políticas socio-educativas que están dejando caer, y que sostienen algunas provincias como pueden. Trabajarían desde nación en las necesidades diferenciadas de cada comunidad educativa, en lugar de aplicar una planilla normalizadora que invisibiliza las peculiaridades de cada región y situación de aprendizaje".