Educativas
Educativas
26/04/2012 12:01

¿Otra vez PISA?



Las pruebas PISA, sigla del nombre en inglés de las pruebas de medición de competencias en lengua, matemáticas y ciencias, diseñadas, aplicadas y sistematizadas por la OCDE (Organización de Cooperación para el desarrollo) organismo supranacional de los países centrales que tiene entre sus principales objetivos impulsar el libre comercio mundial, serán aplicadas este año nuevamente en nuestro país en el mes de agosto. ¿Para qué sirven las pruebas PISA? NADIE puede fundamentar desde la pedagogía cuál es su razón de ser, ni que de su aplicación hayan surgido procesos de mejora.

El Ministerio de Educación está desarrollando “capacitaciones” regionales a supervisores, directivos y docentes de las escuelas que participarán de la muestra. Serán “testeados” 35 estudiantes secundarios de 15 años por escuela seleccionada, independientemente del curso en que estén. Es decir, da lo mismo que estén en primer año que en tercero o cuarto (según la provincia). Desde el punto de vista estadístico la muestra es inconsistente. Para que tenga valor una muestra debe ser homogénea en más de una variable por ejemplo: edad y años de escolarización. De este modo podría ser comparada con otra muestra testigo, a los efectos de detectar causales de los resultados obtenidos.

Con los resultados, la OCDE elaborará un ranking de países según los puntajes obtenidos que serán utilizados como instrumento de calificación por el Banco Mundial, el BID y el FMI.

La prueba requiere alta competencia lingüística en interpretación de textos traducidos del inglés a un castellano neutro, inaccesible para muchos de nuestros estudiantes.

El Ministro de Educación de Misiones ha dicho en la presentación de la “capacitación” en la región del NEA, que las pruebas PISA no son un instrumento de evaluación educativa y que en su provincia trabajarán con UNICEF en un programa de evaluación institucional participativa. Muy buena medida.

Entonces ¿para qué sirven las pruebas PISA? NADIE puede fundamentar desde la pedagogía cuál es su razón de ser, ni que de su aplicación hayan surgido procesos de mejora.

Evaluar es poner en relación objetivos propuestos con medios dispuestos, con el fin de tener un diagnóstico que incluya contexto, actores y procesos.

Nada de eso garantiza PISA que es aplicado por agentes externos que en muchos casos no son docentes.

No hay ninguna posibilidad que un dispositivo tecnocrático sin participación de los trabajadores produzca como efecto la mejora de las prácticas institucionales, pedagógicas y didácticas que, junto a las condiciones materiales y simbólicas adecuadas a la tarea de enseñar, son variables que realmente van a impactar en un avance respecto de la calidad de los aprendizajes.

La Ley de Educación Nacional establece un consejo de evaluación de la calidad con participación de los trabajadores. No ha sido convocado.

Los trabajadores tenemos el derecho y el deber de participar de procesos que permitan mejorar nuestro trabajo. El trabajo produce conocimiento.

CTERA rechaza la aplicación de las pruebas PISA en nuestro país y reclama la convocatoria a los sindicatos docentes a todos los consejos consultivos que establece la Ley de Educación Nacional, a la asamblea del Consejo Federal de Educación y a concertar en paritarias TODO lo que tenga que ver con el trabajo docente.

 

Septiembre 2015
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
31 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 1 2 3 4
Infopico - TPL Petete 1.2 - Versión escritorio